El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, está preso por corrupción desde el pasado abril. EFE/Metro
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, está preso por corrupción desde el pasado abril. EFE/Metro

Mundo por AFP,

Grupos y movimientos sociales de izquierda anunciaron este viernes una caravana nacional de apoyo a Luiz Inácio Lula da Silva, que debe empezar el sábado y culminar en Brasilia el 15 de agosto, cuando el Partido de los Trabajadores (PT) inscriba la candidatura del encarcelado expresidente para las elecciones de octubre.

“Vamos a llevar en los brazos del pueblo el pedido de registro de la candidatura del presidente Lula”, afirmó el dirigente del Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST) Alexandre Conceicao, en una rueda de prensa en la capital de Brasil.

“Una elección sin Lula es fraude”, agregó.

El MST indicó además que siete militantes de movimientos sociales realizan desde hace once días una huelga de hambre en Brasilia para que la justicia le permita a Lula ser candidato y están mostrando señales de debilitamiento, según indicaron los portavoces de la organización.

Favorito en las encuestas para las elecciones presidenciales de octubre, Lula, de 72 años, purga desde abril en Curitiba (sur) una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero

Desde el punto de vista legal, según juristas es prácticamente imposible que el Tribunal Superior Electoral (TSE) apruebe su candidatura, dado que la Ley de Ficha Limpia excluye de la carrera electoral a quienes hayan sido condenados en segunda instancia, como es el caso del exmandatario (2003-2010).

Pero el PT ha prometido mantener su nombre en carrera mientras pueda e inscribirá su candidatura el 15 de agosto, último día del plazo legal.

Integrantes de las principales centrales sindicales de Brasil protestan hoy, viernes 10 de agosto de 2018, en la ciudad de Sao Paulo (Brasil). Los manifestantes se pronunciaron contra el desempleo, la pérdida de derechos de los trabajadores y la “persecución” del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado desde abril. EFE/

El MST y otras organizaciones, como la Central Única de Trabajadores (CUT) y el Frente Brasil Popular esperan que la marcha reúna hasta 50.000 personas en Brasilia.

Lula, que sigue contando con casi un tercio de las intenciones de voto (casi el doble que cualquier otro candidato) se declara inocente de todos los cargos en su contra y denuncia una conspiración político-judicial para impedirle volver al poder.

Por decisión de la justicia, estuvo ausente en el primer debate entre candidatos organizado el jueves por la cadena televisiva Bandeirantes de Sao Paulo este jueves.

En los comicios de octubre se elegirán también a los 27 gobernadores, a los 513 diputados y a dos tercios de los 81 senadores brasileños, en un contexto de fuerte polarización y desencanto de los electores, en un país aquejado por altos niveles de corrupción, violencia y desempleo.


Noticias Relacionadas