La erupción del Volcán de Fuego el pasado 3 de junio, la más fuerte de los últimos años, dejó al menos 113 muertos, 197 desaparecidos, 54 heridos y más de 1,7 millones de afectados en Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, algunos de los cuales lo han perdido todo. Foto: AFP
La erupción del Volcán de Fuego el pasado 3 de junio, la más fuerte de los últimos años, dejó al menos 113 muertos, 197 desaparecidos, 54 heridos y más de 1,7 millones de afectados en Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, algunos de los cuales lo han perdido todo. Foto: AFP

Mundo por ACAN-EFE,

El titular de la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, instó hoy a las diferentes instituciones gubernamentales revisar los protocolos en atención a desastres después de la erupción del volcán de Fuego, que ha dejado al menos 113 muertos.

“Los lamentables sucesos del pasado 3 de junio representan para el Estado de Guatemala el reto y la oportunidad de revisar y evaluar los protocolos interinstitucionales de actuación para la efectiva prevención de desastres”, dijo el magistrado de conciencia, quien añadió que también es necesaria una atención coordinada para las víctimas en base a acuerdos internacionales.

A un mes de la explosión del cono, la mayor de los últimos años, el ombudsman pidió a las autoridades dar a conocer sus planes y acciones para “evitar la incertidumbre y desinformación” y los exhortó a garantizar la transparencia y el diálogo en la atención a los afectados y el manejo de la ayuda humanitaria.

También les recomienda “establecer y fortalecer” una Mesa Multisectorial de Recuperación, conforme al Marco Nacional de Recuperación, y sistematizar las experiencias para proceso de monitoreo y evaluación de la respuesta a desastres.

El procurador también recomendó a la Policía Nacional Civil brindar seguridad en los albergues, a la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente actualizar el registro de albergados y al Ministerio de Salud garantizar el abastecimiento hospitalario.

La erupción del Volcán de Fuego el pasado 3 de junio, la más fuerte de los últimos años, dejó al menos 113 muertos, 197 desaparecidos, 54 heridos y más de 1,7 millones de afectados en Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, algunos de los cuales lo han perdido todo.


Noticias Relacionadas