Pompeo hizo sus declaraciones tras reunirse hoy y el miércoles en Nueva York con el dirigente norcoreano Kim Yong-chol con el objetivo de alcanzar las condiciones que permitan celebrar la cumbre entre las dos naciones. EFE
Pompeo hizo sus declaraciones tras reunirse hoy y el miércoles en Nueva York con el dirigente norcoreano Kim Yong-chol con el objetivo de alcanzar las condiciones que permitan celebrar la cumbre entre las dos naciones. EFE

Mundo por ACAN-EFE,

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, afirmó hoy que sería “trágico” perder la oportunidad de celebrar una cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte y afirmó que las negociaciones van en la “dirección correcta”.

Pompeo hizo sus declaraciones tras reunirse hoy y el miércoles en Nueva York con el dirigente norcoreano Kim Yong-chol con el objetivo de alcanzar las condiciones que permitan celebrar la cumbre entre las dos naciones.

“Hemos hecho un progreso real en las últimas 72 horas para fijar las condiciones” con el fin de poder celebrar la cumbre, afirmó Pompeo.

El alto funcionario estadounidense confirmó que Kim, vicepresidente del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, se desplazará a Washington para llevar al presidente estadounidense, Donald Trump, una carta personal del líder norcoreano, Kim Jong-un.

En su rueda de prensa, en un hotel de esta ciudad y con la sala repleta de periodistas, Pompeo dijo que la relación entre los dos países se encuentra en un momento “crucial” ante la posibilidad de celebrar la cumbre entre Trump y Kim.

La cumbre fue convocada inicialmente para el 12 de junio, en Singapur, pero Trump anunció el jueves de la semana pasada que cancelaba la cita, molesto por algunas críticas lanzadas desde Pyongyang, aunque al día siguiente dejó abierta la puerta para que se pudiera realizar en la misma fecha o en otra distinta.

“No podría ser menos que trágico que se perdiera esta oportunidad”, afirmó Pompeo.

Según el jefe de la diplomacia estadounidense, la cumbre entre Trump y Kim es una oportunidad “única” para lograr una era de “paz, prosperidad y seguridad”, y destacó el esfuerzo mantenido en distintos frentes para conseguir que la cita finalmente se realice.

“Estoy confiado de que nos estamos moviendo en la dirección correcta”, insistió sobre sus contactos con Kim Yong-chol, considerado como la mano derecha del líder norcoreano.


Noticias Relacionadas