Cortesía
Cortesía

Mundo por EFE,

La misión de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) acusó ayer a Estados Unidos y sus “subordinados regionales” de estar detrás de la decisión adoptada por el Gobierno de Perú de no invitar al presidente Nicolás Maduro a la VIII Cumbre de las Américas.

“Venezuela exige el cese inmediato de todas las agresiones y amenazas del régimen estadounidense y sus países subordinados en contra de nuestro pueblo y reitera que es un país libre y soberano”, sostuvo la representante venezolana ante la OEA, Carmen Velásquez.

La declaración de Velásquez se debe a la decisión anunciada el martes por la canciller peruana, Cayetana Aljovín, de retirar la invitación a Maduro en respuesta a la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas en Venezuela para el 22 de abril. a declaración de Aljovín, que fue respaldada por los países que forman parte del Grupo Lima, implica que el presidente venezolano no podrá asistir a la reunión, a la que las autoridades del país caribeño habían anunciado que acudiría. A estos países, Velásquez les sugirió que mejor se ocupen de sus “terribles problemas internos”, entre los que citó la corrupción, el narcotráfico y el fraude electoral.


Noticias Relacionadas