Trump durante su visita a Japón. EFE/Metro
Trump durante su visita a Japón. EFE/Metro

Mundo por AFP,

El presidente estadounidense Donald Trump adoptó un tono más conciliador con Corea del Norte este lunes, en el segundo día de su gira por Asia, marcada por las tensiones con Pyongyang.

Lejos de sus sonadas declaraciones en las que se refirió al líder norcoreano Kim Jong-Un como Rocket Man” (el hombre cohete), Trump dijo que estaría abierto a un encuentro, aunque no inmediatamente.

“Estaría dispuesto a hacerlo, pero esperemos a ver el giro que toma esto, pienso que es demasiado pronto” para contemplar una reunión con Kim, dijo al programa “Full Measure” difundido el domingo.

La esperada visita, fue empañada por el tiroteo en una iglesia de Texas, que dejó al menos 26 muertos, una tragedia que Trump calificó como “espantosa”.

“Este acto de maldad ocurrió en un momento en que las víctimas y sus familias estaban en un lugar de culto. Nuestros corazones están rotos”, dijo Trump durante un foro con empresarios en Tokio

Después, se refirió al intercambio comercial con Japón y lamentó que éste “no es ni justo ni abierto”.

“Estados Unidos ha sufrido un déficit enorme con Japón durante muchos, muchos años. Así que vamos a tener que negociar y vamos a hacerlo de una forma amistosa”, agregó Trump, quien tiene un vínculo muy fluido con el primer ministro japonés Shinzo Abe, con quien ya abordó el tema en un partido de golf el domingo a su llegada al país.

Estas declaraciones se producen en el segundo día de su gira por Asia, que estará centrada en la crisis con Corea del Norte, aunque funcionarios estadounidenses también han dejado claro que el tema comercial estará muy presente en la agenda.

Este viaje, el primero de Trump por la región y el más largo que ha efectuado un presidente estadounidense en 25 años, se produce después de meses de tensión entre Washington y Pyongyang.

Después de Japón, Trump se dirigirá a Corea del Sur, a China y finalmente asistirá a la cumbre de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) en Vietnam, y al foro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Manila.

– ‘Un aliado crucial’ –

A su llegada a Japón, Trump lanzó una dura advertencia a Corea del Norte.

“Nadie, ningún dictador, ningún régimen debería subestimar la determinación de Estados Unidos”, dijo Trump ante soldados estadounidenses y japoneses en la base aérea de Yokota, unos cuarenta kilómetros al oeste de Tokio.

Trump había anunciado a los periodistas a bordo del Air Force One que espera reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante el viaje, como parte de los intentos de la comunidad internacional para encontrar una solución a la crisis con Corea del Norte.

“Creo que está previsto que nos reunamos con Putin, claro. Queremos la ayuda de Putin con Corea del Norte, y vamos a estar reuniéndonos con muchos líderes diferentes”, dijo.

Trump intentó desde su llegada tranquilizar a Japón sobre el compromiso de Washington con la seguridad de este país. Misiles norcoreanos han sobrevolado en varias ocasiones la isla septentrional de Hokkaido y amenazado con “hundirlo”.

“Japón es un socio preciado y un aliado crucial” de Estados Unidos, afirmó.

Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, saludó “la visita histórica del presidente a Japón” y dijo que quería “reforzar aún más los vínculos de la alianza americano-japonesa”.

“Queremos tomarnos el tiempo de discutir diversos desafíos internacionales, el primero de ellos la cuestión norcoreana”, dijo ante la prensa en Tokio.

– Una cita con el emperador –

Nueve meses después de su primera partida de golf, en Florida, Trump y Abe volvieron a reunirse en un campo de golf, en el Kasumigaseki Golf Club. Allí se les sumó el golfista profesional Hideki Matsuyama.

Ante los medios de comunicación firmaron unas gorras blancas en las que podría leerse: “Donald y Shinzo harán que la alianza sea aún más fuerte”.

Un alto responsable estadounidense explicó después que durante la partida los dos dirigentes hablaron sobre comercio y Corea del Norte.

Pero evitó decir quién había ganado: “me dicen que ninguno de los tres anotó el resultado”.

Y subrayó que “la estrecha relación” entre los mandatarios estadounidense y japonés “no tiene precedentes” y sus estrategias “están en la misma línea”.

El lunes, Trump será recibido por el emperador de Japón, antes de un nuevo encuentro con Abe, al que seguirá una rueda de prensa conjunta.


Noticias Relacionadas

Asia comenzó 2019 con un gigantesco espectáculo de fuegos artificiales en Sídney o una multitudinaria boda colectiva en Indonesia, mientras Europa ...

por AFP