|AFP
|AFP

Mundo por AFP,

El presidente catalán depuesto Carles Puigdemont no irá a declarar hoy a Madrid como sospechoso de rebelión junto a la plana mayor del independentismo catalán y solicitó hacerlo desde Bélgica.

“No va a Madrid, he propuesto que lo interroguen aquí en Bélgica”, dijo a la televisión pública catalana TV3 el abogado Paul Bekaert.

“Ya he tenido en el pasado casos como este, en los que se interroga al sospechoso en Bélgica”, añadió Bekaert, que frenó la extradición a España de una presunta miembro de la organización armada vasca ETA.

“Vamos a ver si esta demanda está bien fundamentada y examinaremos si las penas no son desproporcionadas, así como si se respetan los derechos fundamentales”, agregó el letrado.

La cita
Puigdemont, junto a otros 13 antiguos miembros de su gobierno cesado por las autoridades de Madrid, ha sido citado a declarar ante la Audiencia Nacional como sospechoso de rebelión, sedición y malversación de fondos, después de que el Parlamento catalán proclamase la independencia el 27 de octubre tras años de lo que se conoce como “el proceso” secesionista.

Pero el líder depuesto, de 54 años, decidió irse a Bruselas, donde el martes compareció ante la prensa y estimó que no hay suficientes garantías de que reciba un juicio justo.

21 de diciembre es el día convocado para elecciones catalanas, según el gobierno español.

En Bruselas le acompañan unos pocos miembros del gobierno catalán de los que se ignora todavía qué harán.

Quien sí irá a declarar es el segundo del ejecutivo destituido, Oriol Junqueras.

Otro de los 20 encausados, el único no independentista, Joan Josep Nuet, acusó de irresponsabilidad a Puigdemont y expresó su temor de que todos acaben siendo encarcelados por su culpa.

Nuet, que es diputado, irá a declarar como miembro de la mesa del Parlamento, que permitió la tramitación de la declaración de independencia.

La incomparecencia de Puigdemont podría desembocar en su detención en Bélgica, a demanda de las autoridades españolas, y en un proceso de extradición que, dependiendo de su duración, podría hacer que Puigdemont no estuviera de regreso antes de las elecciones catalanas del 21 de diciembre.


Noticias Relacionadas