El Gobierno de Rajoy le instó a dialogar con la oposición en Cataluña y en el Parlamento español, y le reclamó que aclarase si el día 10 declaró o no la independencia de esa región. / Getty Images
El Gobierno de Rajoy le instó a dialogar con la oposición en Cataluña y en el Parlamento español, y le reclamó que aclarase si el día 10 declaró o no la independencia de esa región. / Getty Images

Mundo por EFE,

El jefe del Gobierno española, Mariano Rajoy, evitó hacer declaraciones en Bruselas sobre su decisión de proseguir con la aplicación del artículo 155 de la Constitución ante la postura del presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont.

Rajoy participa en la cumbre de la Unión de Europea (UE), donde espera que el resto de jefes de Estado y de Gobierno comunitarios le ratifiquen su apoyo ante el desafío independentista de las autoridades regionales de Cataluña.

El jefe del Ejecutivo ha viajado a la capital belga tras recibir esta mañana una carta de Puigdemont en la que dice que si Rajoy “persiste en impedir el diálogo”, el Parlamento catalán “podrá proceder a votar la declaración formal de independencia” de Cataluña.

Rajoy ha convocado para el sábado una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros con el fin de aprobar medidas en aplicación del artículo 155 de la Carta Magna para restaurar la legalidad en Cataluña y asumir competencias del gobierno autonómico catalán.

La agenda del Consejo Europeo no incluye la situación en Cataluña y sólo se abordará si así lo desea Rajoy, pero será un asunto inevitable en las conversaciones que mantenga con otros dirigentes europeos.

Además de los contactos informales que tendrá Rajoy hasta mañana, cuando finaliza la cumbre, tiene cerrada esta tarde una reunión con el presidente francés, Emmanuel Macron.

En principio, está previsto que ambos aborden diversos asuntos de carácter económico, pero previsiblemente hablarán igualmente de la situación en Cataluña.

España vive en las últimas semanas una crisis política desencadenada por los pasos dados por los gobernantes independentistas catalanes para lograr la secesión de Cataluña, entre ellos la celebración sin garantías el pasado 1 de octubre de un referéndum ilegal de autodeterminación.

El presidente catalán asumió el pasado día 10, en el Parlamento regional, el resultado de esa consulta favorable a la secesión, según las cifras de las autoridades de Cataluña, aunque dejó en suspenso la declaración de independencia y abogó por el diálogo, con mediación, con el Gobierno nacional.

El Gobierno de Rajoy le instó a dialogar con la oposición en Cataluña y en el Parlamento español, y le reclamó que aclarase si el día 10 declaró o no la independencia de esa región.


Noticias Relacionadas