/Getty
/Getty

Mundo por Irene Ayuso Morillo,

Alemania —debido a su pasado nazi— fue durante mucho tiempo uno de los pocos países europeos en no haber tenido un movimiento antiinmigrantes en boga. Al contrario de vecinos como Francia, Holanda o Austria. Pero los resultados de este domingo hacen que Alemania se haya agrietado. Las desigualdades y la acogida de inmigrantes y refugiados ha catapultado a un partido de ultraderecha a ser el tercero más votado.

Hacemos un zoom en profundidad de los retos y dificultades para Alemania y Merkel en este nuevo período que se abre, de la mano de la especialista en Asuntos Europeos, Paulina Astroza.

¿Cuáles son las opciones de Merkel tas las elecciones?
– Las opciones de Merkel hoy día la verdad es que están limitadas. Esto porque la Social Democracia (SPD), que es con quien podría obtener la mayoría para formar una nueva gran coalición, ha dicho que no quiere que haya a una reedición de este Gobierno.

Dados los resultados, la única coalición que estaría siendo viable hoy día es la alianza entre la Unión Demócrata Cristiana con su par bávara (CSU), más los liberales (FdP) y sumando además a los verdes (Grünen). Porque ni siquiera los números alcanzan para formar un Gobierno solo con el FdP. Evidentemente esta es una coalición compleja. Será difícil la etapa de negociación, porque hay puntos en los cuales existen divergencias muy claras entre ellos.

¿Cuál es la hoja de ruta para la formación de Gobierno?
– Como es un sistema parlamentario, lo que se ha elegido hasta el momento son los diputados del Bundestag. Lo que corresponde ahora es que la líder del partido más votado asuma la conducción de las negociaciones, en este caso Angela Merkel. Así, comenzará una rueda de negociaciones, que puede durar más o menos tiempo. El Bundestag entraría en funcionamiento el 15 de octubre, pero la negociación para formar Gobierno podría durar un tiempo más.

¿Qué consecuencias puede traer la llegada al Bundestag de la ultraderecha alemana para la relación del país con la Eurozona?
– En general, aunque no lo decían explícitamente las instituciones de la UE, les habría acomodado muchísimo más un Gobierno de gran coalición nuevamente (CDU/CSU-SPD). En este sentido, la incertidumbre que se plantea hoy día afecta al estado de ánimo primero, y a lo que va a ser la decisión de Alemania de cómo va a seguir con esto.

Tras ser reelecta para un cuarto período, Angela Merkel debe continuar con la labor que la ha posicionado como líder del mundo occidental.


Noticias Relacionadas