El líder religioso se mostró cercano a los colombianos. / AFP
El líder religioso se mostró cercano a los colombianos. / AFP

Mundo por AFP,

“¡Atrévanse a soñar a lo grande!”, pidió ayer el papa Francisco a los jóvenes desde Bogotá al tiempo que apeló a su capacidad de perdonar en un país dividido por décadas de conflicto armado.

“También su juventud los hace capaces de algo muy difícil en la vida: perdonar. Perdonar a quienes nos han herido”, dijo a una multitud de jóvenes desde el balcón del Palacio Cardenalicio, contiguo a la céntrica catedral de Bogotá.

Francisco, frecuentemente interrumpido por los vítores de los cerca de 22.000 jóvenes que desde muy temprano llenaron la plaza frente al palacio, les pidió también que “no le teman al futuro”.
“Que sus ilusiones y proyectos oxigenen Colombia y la llenen de utopías saludables”, clamó el pontífice a los jóvenes, y les insistió en que “no se dejen robar la alegría ni la esperanza”.

No sigue el protocolo
Antes de su discurso, quebró el protocolo en su corto recorrido a pie hacia el palacio, donde se recogió a orar ante la Virgen de Chiquinquirá, se dejó tomar selfies, abrazó niños y bendijo a decenas de fieles.

El pontífice argentino llegó el miércoles a Colombia con un mensaje de apoyo a la paz tras el acuerdo firmado con la guerrilla de las FARC y a los diálogos con el ELN, el último grupo rebelde activo.

Francisco destacó asimismo que los jóvenes, que en Colombia han crecido en medio de una conflagración interna que ha enfrentado también a agentes estatales, narcotraficantes y paramilitares, son capaces “de mirar adelante sin el lastre del odio”.

1,3 millones de personas se congregaron en el parque Simón Bolívar de Bogotá, donde celebró su primera misa campal de este viaje a Colombia.

Y les exhortó a que el sufrimiento de los colombianos “los abofetee y los movilice”.

El Papa rompe el protocolo en sus visitas. / AFP

“Ayúdennos a nosotros, los mayores, a no acostumbrarnos al dolor y al abandono”, pidió el jefe del Vaticano en el séptimo país con más católicos del mundo.

Francisco, que hasta el domingo viajará por cuatro ciudades colombianas en una visita en la que se espera se movilicen 4,5 millones de fieles, también llamó a los “niños, jóvenes, adultos y ancianos” a no dejarse derrumbar por “la violencia” y el “mal”.

Huir de las tentaciones
El papa Francisco llamó a los colombianos a “huir de toda tentación de venganza” ahora que intentan dejar atrás el último conflicto armado de América Latina.

“Que este esfuerzo nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses solo particulares y a corto plazo”, dijo en el primer discurso de su visita a Colombia.

“Cuanto más difícil es el camino que conduce a la paz y al entendimiento, más empeño hemos de poner en reconocer al otro, en sanar las heridas y construir puentes, en estrechar lazos y ayudarnos mutuamente”, agregó ante las autoridades políticas y religiosas del país en la presidencial Casa de Nariño, en Bogotá.

Visita a Colombia. El líder católico previene contra “la sed del odio” en multitudinaria misa en Bogotá

Antes de reunirse con el presidente Juan Manuel Santos, el pontífice argentino les recordó a los colombianos “que la soledad de estar siempre enfrentados ya se cuenta por décadas y huele a cien años”, tras leer un pasaje de “Cien años de soledad”, la novela más conocida del “gran compatriota” Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura.

“Quise venir hasta aquí para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso; este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz”, señaló.

Su llamado
Aboga por la paz entre todos los colombianos

En la primera y multitudinaria misa de su viaje a Colombia, Francisco llamó ayer a disipar “las tinieblas de la sed de venganza”, en un país que busca reconciliarse tras medio siglo de sangriento conflicto armado.
“También aquí, como en otras partes, hay densas tinieblas que amenazan y destruyen la vida (…): las tinieblas de la sed de venganza y del odio que manchan con sangre humana las manos de quienes se toman la justicia por su cuenta”, dijo el Papa ante cientos de miles de fieles en el parque Simón Bolívar de Bogotá.


Noticias Relacionadas