Camisetas, banderas, botones, tazas y estatuas son algunas de las creaciones de los comerciantes de Bogotá. |Juan Pino
Camisetas, banderas, botones, tazas y estatuas son algunas de las creaciones de los comerciantes de Bogotá. |Juan Pino

Mundo por GINNA R. SÁNCHEZ /Metro Colombia ,

El centro es una de las zonas más representativas de la capital de Colombia. Tanto bogotanos como extranjeros recorren diariamente cada una de sus calles, llenas de historia, comercio y atractivos turísticos sin igual.

Precisamente este es uno de los sectores por donde el papa Francisco estará durante su visita en Colombia. Como se ha anunciado, hoy estará presente en la Plaza de Bolívar, de donde partirá por la tradicional carrera Séptima hasta el Eje Ambiental, con el fin de saludar a los jóvenes en las cercanías de las universidades El Rosario, Los Andes, Jorge Tadeo Lozano, Distrital y Javeriana.

Este anuncio, sin duda, ha generado diversas opiniones y reacciones entre los ciudadanos, como es el caso de Carmen Elena Parra, una comerciante del sector de San Victorino, quien recuerda con regocijo el instante en que se confirmó su visita: “Me sentí muy feliz cuando me enteré que el Papa venía a Bogotá (…) este es un acontecimiento muy importante para la sociedad, porque él no solamente viene representando al Vaticano, sino a la fe de todos nosotros”.

Carmen Elena tiene un negocio de confecciones y como la mayoría de los colombianos posee un espíritu de ingenio y creatividad a la hora realizar su trabajo. Por eso decidió inventarse un detalle conmemorativo en vista de este importante suceso.

La comerciante cuenta que sin mucho pensarlo decidió bordar gorras blancas con el rostro del máximo jerarca de la Iglesia católica junto a la frase: “Gracias querido Francisco”. Cada palabra tiene un color de la bandera colombiana (amarillo, azul y rojo) para recordarle el cariño que siente ese país por su visita.

“Este es un recuerdo muy lindo que quedará en la memoria de todos los que queremos al papa Francisco, porque el bordado perdura toda la vida gracias a su calidad”, expresó Carmen Elena mientras bordaba una de las gorras de su santidad.

Visita del Papa. Recorriendo las calles del centro de Bogotá nos encontramos con el vivo ejemplo del ingenio y la creatividad que poseen los colombianos.

Los comerciantes, que viven de temporadas o eventos de gran magnitud, esperan mejorar sus ingresos con este detalle, pues Carmen cuenta que “la economía en el sector de la confección está un poquito complicada”.

Cada gorra tiene un valor de casi 4 dólares y “con toda la fe”, como recalca la comerciante, espera que sus ventas se disparen hasta el cielo.

Durante los dos días que Francisco estará en la capital de Colombia, Carmen Elena espera con anhelo, no solo ir a vender sus gorras, sino tener el privilegio de verlo aunque fuera por instante para decirle que “su vida y enseñanzas inspiran a los demás por ser un Papa entregado al pueblo, que predica la pobreza como virtud y no como defecto”.

 


Noticias Relacionadas