Las lluvias han provocado decenas de refugiados. / AFP
Las lluvias han provocado decenas de refugiados. / AFP

Mundo por AFP,

Las inundaciones provocadas por la tormenta Harvey en Estados Unidos causaron la rotura de un dique al sur de la ciudad de Houston, dijeron autoridades, instando a los residentes a abandonar el sector inmediatamente.

“El dique en Columbia Lakes se rompió”, dijo el gobierno del condado de Brazoria en su cuenta oficial en Twitter.

El área de Columbia Lakes se encuentra al sur de Houston, cuarta ciudad de Estados Unidos, que permanece en buena parte bajo agua cuatro días después de que Harvey tocara tierra en la costa del golfo de Estados Unidos, provocando masivas inundaciones.

“Esta zona ha estado bajo orden de evacuación obligatoria durante los últimos días. Pero algunas personas no prestaron atención a las advertencias”, dijo Sharon Trower, portavoz del condado de Brazoria.

“Son unas 50 casas” las involucradas por esta orden de evacuación, precisó.

El condado de Brazoria está ubicado sobre el golfo de México, cerca del área metropolitana de Houston, y tiene una población de 350.000 habitantes.

“Esto no termina”
Dos días más de lluvias “catastróficas” se esperan en los estados de Texas y Louisiana, mientras la poderosa tormenta Harvey despliega su fuerza sobre el golfo de México y se prepara para tocar tierra nuevamente.

“La única amenaza mayor continúa siendo la lluvia”, dijo Dennis Feltgen, un portavoz del Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami.

“Esto no ha acabado”, advirtió, y calificó la situación de “catastrófica”.

Trump visita Texas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó ayer el estado de Texas, devastado por las inundaciones, decidido a dar un mensaje de solidaridad y liderazgo ante la catástrofe, mientras la costa del golfo se preparaba para más lluvias torrenciales.

Trump —que enfrenta el primer desastre natural de su presidencia— llegó con su esposa Melania a la ciudad de Corpus Christi, siendo este lugar que recibió la furia de Harvey cuando tocó tierra el viernes como un huracán categoría cuatro, desatando un diluvio sin precedentes, según los expertos.

El mandatario prometió todo el apoyo del gobierno federal a Texas en el “largo y difícil camino de la recuperación”.

Los números de Harvey

La cifra oficial de muertos es actualmente de cuatro, pero probablemente sea mayor cuando los organismos de socorro accedan a zonas aisladas por el agua. Cientos de personas seguían atrapadas en las calles anegadas en Houston y la periferia.

Un oficial de la policía de Houston murió ahogado al intentar llegar a su sitio de trabajo para ayudar en las labores de emergencia.

Steve Perez, de 34 años, murió el domingo mientras conducía al trabajo desde su vivienda, en un área rural, dijo el jefe de la policía, Art Acevedo.

“Estuvo unas dos horas y media conduciendo, intentando llegar a su destino”, dijo Acevedo. “No pudo encontrar un camino”, añadió.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (Fema) informó que a dado refugio a unas 30.000 personas en centros de acogida temporales.

El jefe de Policía de Houston, Art Acevedo, dijo el martes que sus agentes habían socorrido a más de 3.500 personas en la metrópoli.

Los analistas estimaban el lunes que los daños materiales ascenderán de entre 30.000 y 100.000 millones de dólares, según la agencia Bloomberg.


Noticias Relacionadas