El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro /EFE
El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro /EFE

Mundo por AFP,

Caracol TV, uno de los principales canales privados de Colombia, salió del aire en Venezuela por orden del gobierno de Nicolás Maduro, lo que a juicio del presidente Juan Manuel Santos “demuestra” la deriva dictatorial del “régimen”.

Caracol dijo que la orden en su contra fue ejecutada por la autoridad de telecomunicaciones en Venezuela (Conatel), que en febrero pasado también dispuso la salida del aire de CNN en Español y la del canal colombiano El Tiempo y el argentino Todo Noticias dos meses después.

En 2014 el canal colombiano de noticias NTN24 también salió de la parrilla por instrucciones del organismo.

La televisora denunció que su señal fue suspendida la noche del miércoles en medio de las tensiones políticas por la protección que le otorgó Bogotá a la exfiscal y chavista disidente Luisa Ortega.

Maduro había denunciado en días pasados una “campaña terrible” desde Colombia contra su gobierno y señaló directamente a medios como Caracol y los diarios El Tiempo y El Espectador.

La acción contra uno de los principales medios de comunicación privados de Colombia enrarece aún más la relación entre ambos gobiernos, que comparten una porosa frontera de 2.200 kilómetros y han elevado el tono de sus acusaciones en medio de la crisis política y económica que envuelve a Venezuela.

“Tengo que lamentar muchísimo lo que sucedió, es una demostración más de un régimen que no le gustan las libertades, un régimen que está restringiendo las libertades de sus ciudadanos”, indicó Santos a periodistas.

El mandatario, quien ha alternado su actividad política con el periodismo, volvió a referirse al gobierno de Maduro como una dictadura.

“Hemos dicho que es un régimen que se apartó del sistema democrático, y que cada vez está actuando más como una dictadura”, sostuvo.

– “Carácter dictatorial”-

“Lamentamos profundamente esta decisión del gobierno de Venezuela de sacar a Caracol Televisión del aire, nos sacaron de las dos cable operadoras”, afirmó este jueves Juan Roberto Vargas, director de noticias de Caracol, a la emisora BLU Radio.

“Noticias Caracol siempre ha desempeñado su labor de una manera objetiva, veraz, seguimos siempre los principios que consideramos fundamentales, que es ofrecer periodismo con contexto y escuchar todos los puntos de vista y eso sí que lo hemos intentado hacer en Venezuela”, dijo Vargas.

Por su parte, RCN Televisión rechazó en un comunicado lo que describió como un acto “administrativo de censura” contra su competidor, mientras organizaciones de prensa en Caracas consideraron la decisión como un ataque a las libertades de prensa y de expresión.

Esto “deja en evidencia el carácter dictatorial, autoritario, de hipersensibilidad a la crítica que ha tenido el gobierno de Nicolás Maduro”, declaró el secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa (SNTP), Marco Ruiz.

El caso añade más tensión a la deteriorada relación entre Caracas y Bogotá. El lunes Santos ofreció protección y asilo a la exfiscal Ortega, quien huyó de Venezuela denunciando una persecución política.

Ortega aterrizó el viernes en Bogotá junto con su esposo, el diputado oficialista Germán Ferrer, y el miércoles viajó a Brasilia, donde afirmó tener pruebas contra Maduro y otros dirigentes chavistas sobre supuestos casos de corrupción.

Destituida el 5 de agosto por la Asamblea Constituyente de plenos poderes que rige en Venezuela, la exfuncionaria dijo que las evidencias relacionan a Maduro y su círculo de poder con la trama de corrupción de la multinacional brasileña Odebrecht.

El nuevo fiscal Tarek William Saab aseguró que lo dicho por la exfuncionaria “carece de toda validez”.

La justicia venezolana investiga a Ortega por mentir en el ejercicio de sus funciones, y acusa a su marido de encabezar una red de corrupción en el Ministerio Público.

Ortega, una chavista de 59 años, se rebeló contra Maduro por decisiones contra el Parlamento de mayoría opositora, cuyas funciones fueron asumidas por la Asamblea.

El divorcio definitivo vino con la instalación del órgano que redactará una nueva Constitución, y que desconocen gobiernos como el de Colombia y Estados Unidos.


Noticias Relacionadas