/AFP
/AFP

Mundo por EFE,

Desde Oregón, cruzando en un perfecto eje diagonal, hasta Carolina del Sur, Estados Unidos se hizo noche a mitad del día, un eclipse solar total que recorrió de costa a costa el país y ha sido admirado por millones de personas, al tratarse de un fenómeno único desde hace casi 100 años.

A lo largo y ancho de una franja de 110 kilómetros de amplitud, la Luna se interpuso al Sol durante varios minutos, desplazándose desde el norte de la costa oeste al tercio sur del otro lado del país, ofreciendo un espectáculo único que provocó la admiración de toda la nación.

Durante más de 90 minutos, millones de personas admiraron el lunes extasiadas el “gran eclipse” total de Sol, el primero en atravesar Estados Unidos en 99 años

En las zonas donde la incidencia del eclipse era del 100% millones de personas aguardaban expectantes el fenómeno, pertrechados con gafas especiales para su observación, lentes adecuadamente graduadas para no sufrir daños y captar el momento o aparatos caseros que evitaran cualquier daño ocular.

El eclipse total golpeó la pequeña ciudad costera de Newport, en Oregón, donde una multitud se reunió en silencio para recibir la sombra de la Luna, que prosiguió su camino a lo largo de casi 5.000 kilómetros.

El eclipse total atravesó los estados de Idaho, Wyoming, Nebraska, Kansas, Misuri, Illinois, Kentucky, Tennessee, Georgia, Carolina del Norte y, finalmente, desapareció en las costas de Carolina del Sur.

Una noche ficticia recorrió esa zona de Estados Unidos, donde las temperaturas bajaron a causa del bloqueo de los rayos UV y muchos acudieron a observar la reacción de los animales, ya que varios de ellos se sienten desorientados por la excepcionalidad de la escena y reaccionan de formas diversas.

La Agencia Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) ofreció una retransmisión en vivo del acontecimiento, mientras que las televisiones nacionales iban viajando con el eclipse por la geografía estadounidense, para reportar cómo cada rincón expuesto al eclipse total vivía el evento.

Pero si hubo un lugar especialmente volcado con el eclipse solar fue la localidad de Carbondale, en el estado de Illinois, donde desde hace dos años se preparaban para el acontecimiento, sabedores de que su población estaba situada en el punto donde el eclipse total podría observarse durante más tiempo.

Recibidos por un festival de música organizado en unas instalaciones a las afueras, miles se agolparon desde hace días en este pueblo de 26.000 habitantes con tiendas de campaña y todo tipo de aperos para coger sitio para el fenómeno, llenando sus calles y restaurantes.

El último eclipse solar total, previo al de hoy que atravesó Estados Unidos de costa a costa fue en 1918, y no será hasta el año 2024 cuando un fenómeno similar ocurra, pero solo atravesando desde Texas hacia el nordeste, saliendo por Maine.


Noticias Relacionadas