El rey Salmán de Arabia Saudí ordenó el miércoles por la noche la apertura de la frontera para permitirle a los cataríes que hagan el hach, el peregrinaje a La Meca / Getty Images
El rey Salmán de Arabia Saudí ordenó el miércoles por la noche la apertura de la frontera para permitirle a los cataríes que hagan el hach, el peregrinaje a La Meca / Getty Images

Mundo por Agencias,

Catar celebró este jueves la decisión de Riad de facilitar las condiciones de entrada en Arabia Saudí para los ciudadanos cataríes que deseen participar en el peregrinaje anual musulmán en La Meca, aunque denunció la “politización” de ese acontecimiento religioso.

“Independientemente de la forma en que les prohibieron a los cataríes el peregrinaje, que ha sido politizado, y de la forma igualmente politizada en que se les permitió luego efectuar el peregrinaje, el Gobierno de Catar celebra la decisión [saudí] y dará una respuesta positiva”, declaró el ministro de Exteriores Mohamed ben Abderrahman Al Thani durante una rueda de prensa en Estocolmo.

“Lo que nos importa al fin y al cabo es que nuestros conciudadanos tengan la posibilidad de efectuar el hach y seguimos pidiendo que no se politice el peregrinaje”, añadió.

El jeque Mohamed afirmó que las conversaciones entabladas la víspera con los saudíes fueron “una iniciativa personal” de un miembro de la familia Al Thani que, según él, no obedeció a una decisión del Gobierno de Doha.

El rey Salmán de Arabia Saudí ordenó el miércoles por la noche la apertura de la frontera para permitirle a los cataríes que hagan el hach, el peregrinaje a La Meca, anunció la agencia oficial de prensa saudí SPA.

El 5 de junio, Riad, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto rompieron sus relaciones diplomáticas con Catar al que acusan de apoyar a los grupos extremistas y de acercarse al Irán chiita, gran rival del reino sunita de Arabia Saudí.

Riad y sus aliados también impusieron sanciones a Catar como el cierre de sus conexiones aéreas, marítimas o terrestres.


Noticias Relacionadas