Tras la primera quincena de agosto Merkel se reincorporará a su despacho en Berlín y a la campaña electoral de la CDU. / Getty Images
Tras la primera quincena de agosto Merkel se reincorporará a su despacho en Berlín y a la campaña electoral de la CDU. / Getty Images

Mundo por EFE,

Angela Merkel, inició sus vacaciones junto a su esposo, Joachim Sauer, en su lugar de descanso habitual del Tirol, mientras pesan sobre ella algunos riesgos en sus aspiraciones de ser reelegida, apunta hoy el diario “Bild”.
La acogida de refugiados, la amenaza terrorista y las sospechas sobre la industria de la automoción alemana son los tres factores que, a juicio del popular rotativo, enturbian lo que aparentemente debe ser un paseo para Merkel hasta su victoria en las elecciones generales del próximo 24 de septiembre.

Dicho medio, que publica en su portada dos imágenes de Merkel en vacaciones -una, leyendo ese diario; la segunda, en un telesilla rumbo a una excursión con su marido-, recuerda que en las tres cuestiones hay fricciones entre la Unión Cristianodemócrata(CDU), que ella preside, y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU).

Respecto a la acogida de refugiados, porque el líder de la CSU, Horst Seehofer, insiste en su exigencia de imponer un límite a la llegada de peticionarios de asilo, a lo que Merkel se opone.

El ataque del pasado viernes en un supermercado de Hamburgo por un refugiado palestino, que causó un muerto y seis heridos, ha reforzado asimismo las exigencias de la CSU de acelerar las expulsiones de aquellos a quienes se les rechazó su solicitud de asilo y además se han radicalizado, como fue el caso.

El tercer punto es el escándalo persistente por la manipulación de datos de las emisiones en motores diesel, cuestión que daña la reputación de la industria del sector, bajo sospecha ahora de haber actuado como un cártel, y compromete al ministro de Transportes, el bávaro Alexander Dobrindt.

Los sondeos apuntan a una cómoda ventaja de 15 puntos para la CDU/CSU sobre su directo rival, el socialdemócrata Martin Schulz, pero la elección no está aún ganada, apunta el diario.

A Merkel y a su esposo no se les ve especialmente felices o relajados en la foto que publica “Bild”, sino que especialmente la canciller aparece con semblante preocupado y ausente.

Ambos visten más o menos las mismas prendas de excursionista que el año pasado, destaca ese rotativo, y van al mismo lugar del Tirol que en los últimos nueve años.

El periodo vacacional del matrimonio empezó la semana pasada, en que asistieron a la apertura del festival de ópera Richard Wagner de Bayreuth (Baviera), de donde son visitantes habituales desde hace unos veinte años.

Pese a estar de vacaciones, Merkel se mantiene de servicio, como suele destacar su portavoz, Steffen Seibert, y demuestra la propia canciller enviando puntualmente sus comunicados, como la condena transmitida tras el ataque del supermercado de Hamburgo.

Tras la primera quincena de agosto Merkel se reincorporará a su despacho en Berlín y a la campaña electoral de la CDU.


Noticias Relacionadas