Trump cargó duramente contra el grupo chií libanés Hizbulá, del que dijo que es una "amenaza" para toda la región y que continúa "aumentando su arsenal militar", lo que puede provocar "otro conflicto con Israel". /Getty Images
Trump cargó duramente contra el grupo chií libanés Hizbulá, del que dijo que es una "amenaza" para toda la región y que continúa "aumentando su arsenal militar", lo que puede provocar "otro conflicto con Israel". /Getty Images

Mundo por AFP,

Donald Trump dijo que él no es ningún “fan” del mandatario sirio, Bachar Al Asad, al culpar por otro lado a su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama, de la implicación actual en Siria de Rusia e Irán.

Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca junto al primer ministro libanés, Saad Hariri, Trump subrayó que lo que ha hecho Al Asad en Siria y al mundo entero es algo “horrible”.

“No soy un fan de Asad, ¿ok?. Sin duda creo que lo que le ha hecho a ese país (Siria) y a la humanidad es horrible”, declaró Trump al ser preguntado por lo que opina del mandatario sirio.

Además, Trump sostuvo que, si Obama hubiera cumplido la “línea roja” que fijó en 2013 y que implicaba intervenir en Siria si el régimen de Al Asad usaba armas químicas, Irán y Rusia no estarían involucrados de manera tan agresiva en el conflicto como lo están actualmente.

En la comparecencia junto a Hariri, Trump cargó duramente contra el grupo chií libanés Hizbulá, del que dijo que es una “amenaza” para toda la región y que continúa “aumentando su arsenal militar”, lo que puede provocar “otro conflicto con Israel”.

“Con el apoyo de Irán”, Hizbulá “está alimentando una catástrofe humanitaria en Siria”, denunció también Trump.

Al ser preguntado sobre esa implicación de Hizbulá en Siria y posibles nuevas sanciones al grupo libanés, Trump adelantó que dará a conocer su posición “en las próximas 24 horas”.


Noticias Relacionadas