El diputado y expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup, habla ante los medios de comunicación hoy, miércoles 19 de julio de 2017, en Caracas (Venezuela). /EFE
El diputado y expresidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup, habla ante los medios de comunicación hoy, miércoles 19 de julio de 2017, en Caracas (Venezuela). /EFE

Mundo por AFP,

La oposición venezolana descartó una “cacería de brujas” contra el chavismo si logra desplazarlo del poder, al delinear este miércoles lo que sería su brújula de gobierno.

La coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) consignó en un documento su “compromiso sagrado de respetar a quienes piensen políticamente distinto”, por lo que, dijo, “nunca habrá retractación, discriminación ni persecución”.

“No viene una persecución ni cacería de brujas, pero tampoco se puede plantear que los violadores de derechos humanos van a estar libres”, señaló Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento de mayoría opositora, en un acto en el que fue presentado el llamado “compromiso unitario para la gobernabilidad”.

La MUD está integrada por una treintena de partidos que abarcan un amplio espectro ideológico.

El acuerdo entre esas colectividades fue anunciado en el marco de lo que, según la MUD, es su ofensiva final para lograr la salida del poder de Maduro, tras casi cuatro meses de protestas que dejan 97 muertos

Para este jueves convocó a un paro cívico de 24 horas y no descarta una huelga general indefinida.

La alianza opositora puso en marcha esa estrategia tras un plebiscito simbólico, el domingo pasado, en el que 7,6 millones de personas votaron contra una Asamblea Constituyente convocada por el mandatario socialista, según sus organizadores.

La denominada “hora cero” busca evitar la elección de los asambleístas, prevista para el 30 de julio, pues a juicio de la MUD, la Constituyente busca perpetuar al chavismo y convertir a Venezuela en “otra Cuba”.

También apunta a precipitar la salida del poder de Maduro, que asegura que la Constituyente se instalará “llueve, truene o relampaguee”.

En la hoja de ruta, la coalición convino además que su candidato para las presidenciales – pautadas para diciembre de 2018 pero que cree deben adelantarse- será elegido en primaria y se comprometerá a no buscar la reelección.

Asimismo, determinó que su eventual gobierno será de “naturaleza civil, como establece la Constitución”, y buscará “recuperar la independencia e institucionalidad de la Fuerza Armada”, señaló el diputado Henry Ramos Allup, quien leyó el acuerdo.

El politólogo Freddy Rincón opinó que ese documento es una “operación política” de la MUD para presentarse como alternativa confiable en un momento de debilidad del gobierno.


Noticias Relacionadas