Hasta ahora, las mercancías que llegan desde Europa lo hacen en grandes barcos hasta al puerto emiratí de Yebel Ali y, desde allí, son trasladadas a los otros países del golfo en embarcaciones más pequeñas. / Getty Images
Hasta ahora, las mercancías que llegan desde Europa lo hacen en grandes barcos hasta al puerto emiratí de Yebel Ali y, desde allí, son trasladadas a los otros países del golfo en embarcaciones más pequeñas. / Getty Images

Mundo por EFE,

La ruptura de relaciones diplomáticas y el bloqueo terrestre, marítimo y aéreo impuesto por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin a Catar tendrá repercusiones en la economía del pequeño emirato, que depende de las importaciones, así como en su destacada compañía aérea, según analistas.

El experto económico del centro de estudios Brookings, Luiz Pinto, explicó a Efe que Catar notará el impacto en el abastecimiento de productos básicos, ya que el 40% de los alimentos importados llegan de Arabia Saudí a través de la única frontera terrestre del emirato.

Asimismo, “habrá costos por el cambio de proveedores o de rutas” y esto se hará sentir en la inflación, “especialmente si la crisis persiste”.

Según la televisión saudí Al Arabiya, el 82 % de las importaciones de Qatar desde los países del golfo procede de Arabia Saudí y de EAU, siendo Kuwait el tercer exportador, seguido de Baréin y Omán.

No obstante, Pinto, residente en Catar, aseguró que las exportaciones de gas catarí no se han visto afectadas de momento: “Catar tiene acceso a aguas internacionales del golfo Pérsico y puede continuar normalmente con el suministro de gas a sus principales clientes de Asia”.

Además, subrayó que los gasoductos submarinos no han sido bloqueados, por lo que las exportaciones de gas catarí a EAU no se han visto alteradas.

“El bloqueo de esas exportaciones aumentaría sustancialmente las tensiones y afectaría el suministro de energía eléctrica en Emiratos, en medio del Ramadán (mes sagrado para los musulmanes) y de la temporada de consumo más elevado (el verano)”.

Por su parte, la aerolínea Qatar Airways, la empresa más internacional de Catar, es una de las principales víctimas del bloqueo porque no puede cruzar el espacio aéreo de Arabia Saudí (oeste), Baréin (noroeste) y EAU (sureste), ni puede volar a o desde Egipto.

La compañía se verá muy afectada en un primer momento “hasta que reorganice sus rutas y sus horarios” y “asuma el impacto” de la cancelación de muchos vuelos a los cuatro países árabes, explicó a Efe Mustafa Jalil, experto en Oriente Medio.

Según el consultor con sede en el Reino Unido, el principal problema para Qatar Airways será volar a África, porque a Europa puede hacerlo a través de Irán y Turquía, y tendrá que apoyarse en otras compañías aliadas para sustituir las rutas que ya no cubre.

La ruta más afectada será la que une a los dos principales puntos de conexiones aéreas en Oriente Medio, Doha y Dubái, aunque la aerolínea emiratí Emirates no sufrirá daños, excepto por sus vuelos a Catar, según Jalil.

Todas las compañías de los países que anunciaron ayer el boicot diplomático y comercial han suspendido sus vuelos a y desde Catar.

Mientras, el transporte marítimo en el golfo Pérsico también supondrá “un reto”, tal y como dijo a Efe el director general para Oriente Medio de la empresa alemana Teka, Arturo Manso.

Hasta ahora, las mercancías que llegan desde Europa lo hacen en grandes barcos hasta al puerto emiratí de Yebel Ali y, desde allí, son trasladadas a los otros países del golfo en embarcaciones más pequeñas.

Ahora, los cargamentos que se dirijan a Catar “no podrán parar en los puertos de EAU y lo tendrán que hacer en el de Salalah, en Omán, lo que supondrá enormes costes para las empresas”, añadió.

“Hay muchísimas transacciones comerciales que no podrán ser ejecutadas y habrá que buscar alternativas”, remachó Manso.

Por otra parte, Albert Jové, que trabaja en la oficina de Dubái del bufete de abogados Schlüter Graf, dijo a Efe que todavía es pronto para hacer previsiones, “mucho menos en términos económicos”.

Aún así, “la crisis ya está teniendo y tendrá un impacto significativo principalmente en la economía de Catar y en las empresas que distribuyen sus productos en ese país, que se enfrentan a problemas logísticos”, a partir de este momento.


Noticias Relacionadas