Trump aludió así con sus tuits a la crisis política entre cuatro países árabes encabezados por Arabia Saudí y el pequeño emirato de Catar, al que acusan de apoyar el terrorismo y con el que han roto relaciones diplomáticas. / Getty Images
Trump aludió así con sus tuits a la crisis política entre cuatro países árabes encabezados por Arabia Saudí y el pequeño emirato de Catar, al que acusan de apoyar el terrorismo y con el que han roto relaciones diplomáticas. / Getty Images

Mundo por EFE,

El presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo hoy que, en su reciente viaje a Oriente Medio, líderes de países árabes señalaron a Catar cuando él urgió a detener cualquier tipo de financiación a grupos terroristas de “ideología radical”.

“Durante mi reciente viaje a Oriente Medio, declaré que ya no puede haber ninguna financiación a la Ideología Radical. Los líderes señalaron a Catar – ¡Miren!”, comentó Trump a través de su cuenta personal de Twitter.

A continuación, en otro tuit, Trump afirmó que durante su estancia en Riad los líderes árabes con los que se reunió le anticiparon que iban a adoptar una “línea dura” en cuanto a la financiación del extremismo y que todas las menciones “estaban apuntando a Catar”.

Trump aludió así con sus tuits a la crisis política entre cuatro países árabes encabezados por Arabia Saudí y el pequeño emirato de Catar, al que acusan de apoyar el terrorismo y con el que han roto relaciones diplomáticas.

El mandatario también pareció insinuar que esa “línea dura” con Catar ha sido en parte gracias a él, al comentar que “es bueno ver” que su viaje a Riad “ya está dando frutos”.

“!Quizá esto será el comienzo del fin del horror del terrorismo!”, enfatizó Trump.

Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Baréin anunciaron este lunes la ruptura de relaciones diplomáticas con Catar y ordenaron el cierre de las fronteras terrestres y del espacio aéreo y marítimo a los medios de transporte de ese país.

Además de esos cuatro países, también han roto las relaciones con Catar, Maldivas y los Ejecutivos que apoya Arabia Saudí en los conflictos del Yemen y Libia.

La ruptura se sustenta en la acusación al Gobierno catarí, dirigido por el emir Tamim ben Hamad al Zani, de financiar a organizaciones consideradas terroristas, como el Estado Islámico, Al Qaeda y los Hermanos Musulmanes.

Catar ha rechazado las acusaciones al considerarlas “calumnias injustificadas”, y ha asegurado que “lucha contra el terrorismo y el extremismo”, mientras la comunidad internacional busca modos de poner fin a esta crisis diplomática.


Noticias Relacionadas