El enérgico discurso de Temer se produce en el marco de una profunda crisis política provocada por las revelaciones ante la Justicia de varios ejecutivos del grupo JBS. / Getty Images
El enérgico discurso de Temer se produce en el marco de una profunda crisis política provocada por las revelaciones ante la Justicia de varios ejecutivos del grupo JBS. / Getty Images

Mundo por EFE,

El presidente de Brasil, Michel Temer, reafirmó hoy ante inversores de más de 40 países su “inquebrantable” determinación de avanzar en la agenda de reformas y concluir su mandato pese a las graves sospechas de corrupción en su contra que amenazan la continuidad de su Gobierno.

El mandatario quiso lanzar un mensaje de fortaleza en la apertura del Brasil Investment Forum, en Sao Paulo, rodeado de varios de sus ministros y de los presidentes de ambas Cámaras legislativas para subrayar que su Gobierno “no se apartará” del camino de reformas iniciado en mayo de 2016, cuando llegó al poder.

“Hubo momentos de medidas simplemente populistas, pero no permitiremos que se ponga en riesgo el presente y el futuro de los brasileños. Nuestro compromiso con el país es inquebrantable”, manifestó.

El gobernante dijo “sin miedo a nada” que Brasil está “en el rumbo cierto” y prometió a su sucesor que a partir del 1 de enero de 2019, cuando expira su mandato, encontrará un país con “los raíles en su lugar”.

“Llegaremos a finales de 2018 con la casa en orden”, aseveró.

Igualmente, el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, apuntó a los medios que “lo que está cada día más claro es la resistencia de la economía brasileña”.

El enérgico discurso de Temer se produce en el marco de una profunda crisis política provocada por las revelaciones ante la Justicia de varios ejecutivos del grupo JBS.

Con base en esos testimonios, que acusaron a Temer de recibir sobornos desde 2010 y aportaron una grabación en la que escucha en silencio o consiente posibles delitos, la Corte Suprema abrió una investigación contra el presidente por los supuestos delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita.

Desde entonces, el Gobierno ha perdido el apoyo de cuatro partidos minoritarios y tanto la oposición como algunos legisladores de su base oficial han exigido su renuncia, lo que ha paralizado el trámite en el Congreso de dos reformas fundamentales: la laboral y la del sistema de pensiones.

La presencia en el acto de los presidentes de la Cámara de Diputados y el Senado, Rodrigo Maia y Eunicio Oliveira, respectivamente, ha sido una interpretada como una señal para tranquilizar a los inversores sobre el éxito de las reformas.

“Reafirmo mi compromiso con el presidente Michel Temer, un presidente con coraje que enfrenta las dificultades”, aseguró Maia, de Demócratas (DEM), partido que continúa en la base aliada de Temer.

Oliveira garantizó que van a aprobar “todas” las reformas “a pesar de las dificultades” porque “esa es la voluntad del pueblo y del Congreso Nacional y hay esa responsabilidad”.

Asimismo, Geraldo Alckmin, gobernador del estado de Sao Paulo, el más industrializado y poblado del país, destacó también el “empeño” del Gobierno con las reformas.

“Brasil no quiere populismo”, aseguró el gobernador del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), otra de las formaciones que se mantiene al lado de Temer, aunque su postura está en constante evaluación tras el nuevo escándalo.

La zozobra que vive el país también estuvo presente en el discurso del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) -entidad que promueve el evento-, Luis Alberto Moreno, quien afirmó que Brasil saldrá “fortalecido” de lo que calificó como “una de las peores crisis políticas de su historia”.

No obstante, el director mundial de Operaciones Comerciales de Bayer, Marc Reichardt, restó importancia al escándalo y limitó sus efectos al posible impacto en la tasa cambiaria de la divisa brasileña.

Al foro, que se prolongará hasta este miércoles, han acudido representantes del sector público y privado de 42 países y una veintena de sectores para explorar nuevas oportunidades de negocio y conocer de primera mano la delicada situación económica del país, que encadena dos años de profunda recesión.


Noticias Relacionadas