/ Archivo
/ Archivo

Mundo por EFE,

Gaza se dirige a una nueva crisis de grandes proporciones, con “consecuencias devastadoras para palestinos e israelíes”, si no se toman medidas urgentes, advirtió hoy la ONU.

El enviado de la organización para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, alertó de la situación en una comparecencia ante el Consejo de Seguridad, en la que llamó la atención sobre el peligro que plantean la fractura entre los islamistas de Hamás y los nacionalistas de Al Fatah, y las carencias de electricidad en la Franja.

“A menos que se tomen medidas urgentes (…), la crisis amenaza con quedar fuera de control con devastadoras consecuencias para palestinos e israelíes”, dijo Mladenov.

El diplomático dijo que la división entre las dos grandes facciones palestinas se ha incrementado en los últimos meses y está resultando en un claro empeoramiento de la situación humanitaria.

Ello, aseguró, plantea el peligro de un nuevo conflicto, un riesgo que aumenta por la crisis energética “sin precedentes” que se vive en Gaza.

Una planta que genera el 30 % de la electricidad que se usa en la zona dejó de funcionar el pasado abril por una disputa fiscal entre la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y Hamás, dejando a la mayoría de los palestinos que vive en Gaza con solo cuatro horas diarias de suministro.

La situación puede empeorar próximamente, avisó Mladenov, dado que el Gobierno palestino ha decidido poner un tope a la adquisición de electricidad procedente de Israel hacia la Franja, lo que reduciría aún más el suministro.

“El precio lo pagarán los palestinos pobres, mujeres y niños, gente ya traumatizada por el conflicto, que llevan una década como rehenes. Ellos son los que no tienen acceso a electricidad, agua, sanidad y saneamiento”, dijo el enviado de la ONU.

Además de la situación en Gaza, en su repaso mensual al conflicto palestino-israelí, Naciones Unidas dio hoy la bienvenida a la reciente visita a Oriente Medio del presidente estadounidense, Donald Trump, y a sus llamamientos a un enfoque común para responder al extremismo y el terrorismo.

“Dejó muy claro que resolver el conflicto palestino-israelí es clave para combatir esta amenaza y lograr paz en la región. Doy la bienvenida a su compromiso personal y el de líderes árabes, israelíes y palestinos para avanzar en ese objetivo”, señaló Mladenov.

Varios miembros del Consejo de Seguridad confiaron en que EE.UU. sea capaz de hacer avanzar las negociaciones de paz, bloqueadas desde hace tiempo.


Noticias Relacionadas