Vista de las flores y mensajes dejados por los ciudadanos en la plaza de Santa Ana en memoria de las víctimas que perdieron la vida en el atentado contra el Manchester Arena, en el centro de Manchester (Reino Unido) /EFE
Vista de las flores y mensajes dejados por los ciudadanos en la plaza de Santa Ana en memoria de las víctimas que perdieron la vida en el atentado contra el Manchester Arena, en el centro de Manchester (Reino Unido) /EFE

Mundo por Agencias,

El jefe de la Policía de Manchester, Ian Hopkins, dijo ayer que las autoridades tienen “muy claro” que están tras los pasos de una “red” vinculada con el atentado terrorista del lunes, que dejó un saldo de 22 personas fallecidas.

“Creo que está muy claro que estamos investigando una red y, como ya he dicho, esta extensa investigación sigue desarrollándose a buen ritmo”, dijo Hopkins al contestar escuetamente a preguntas de los periodistas.

“Estarán al tanto que el nivel de actividad de esta investigación es intensa, hemos hecho tres arrestos en conexión con el ataque y esta tarde fuimos a una dirección en el centro de Manchester usando una explosión controlada”, añadió el jefe policial.

Detenido un quinto sospechoso

Durante la jornada se conoció que la Policía británica detuvo en Wigan, a unos 30 kilómetros al oeste de Manchester, a un nuevo sospechoso en conexión con al atentado del lunes, lo que eleva a cinco a los arrestados hasta ahora tras el ataque.

Uno de los hermanos de Abedi fue arrestado el martes por la mañana, pocas horas después del atentado, mientras que este miércoles fueron detenidas otras tres personas en Manchester, donde la Policía ha llevado a cabo varios registros, además de este sujeto arrestado en Wigan.

La posibilidad de que se produzca un nuevo ataque de forma inminente ha llevado al Gobierno británico a activar la máxima alerta de seguridad, por lo que centenares de militares se han desplegado ayer en enclaves sensibles del Reino Unido.

Una policía fallecida en el ataque

Antes de esto el jefe policial había leído una declaración en la que informaba de los últimos antecedentes sobre la investigación; entre ellos, que entre las 22 víctimas mortales del ataque hay una uniformada.

“Con mucha tristeza puedo confirmar que una de las víctimas es una agente policial”, dijo Hopkins, agregando que ya se tomó contacto formal con “todas las familias de las personas que, lamentablemente, murieron”, y que el listado de víctimas se oficializará en cuatro o cinco días más.

La cadena pública BBC reveló que la agente fallecida se encontraba en el Manchester Arena -donde ocurrió el suceso- junto con su marido, que está en estado crítico, y dos hijos, que resultaron heridos. Eran residentes del condado inglés de Cheshire.
Ian Hopkins también afirmó que los agentes realizan actualmente “registros exhaustivos” en áreas de Manchester y recordó que esta mañana se realizó una “explosión controlada” en un céntrico edificio de la ciudad como parte de la investigación.

Los agentes llevaron a cabo esta mañana una redada en un céntrico bloque de departamentos cercano a la estación de trenes de Manchester Piccadilly en relación con el atentado, que además de los 22 muertos dejó 64 heridos, de ellos una veintena en estado “crítico”.


Noticias Relacionadas