La agencia de noticias oficial saudí, SPA, informó de que el decreto real pide a los órganos estatales revisar la normativa en un plazo de tres meses desde la emisión del mismo. / Agencias
La agencia de noticias oficial saudí, SPA, informó de que el decreto real pide a los órganos estatales revisar la normativa en un plazo de tres meses desde la emisión del mismo. / Agencias

Mundo por EFE,

El rey Salmán bin Abdelaziz de Arabia Saudí, dictó un decreto por el que se revisa el sistema de tutoría al que están sujetas las mujeres del país, por el cual necesitan del permiso de un tutor masculino para hacer trámites administrativos o alquilar un piso y trabajar, entre otras muchas cosas.

La agencia de noticias oficial saudí, SPA, informó de que el decreto real pide a los órganos estatales revisar la normativa en un plazo de tres meses desde la emisión del mismo.

El decreto establece que las mujeres no tienen que disponer de un permiso de su tutor masculino para obtener servicios o hacer trámites administrativos, en el caso de que no haya un “precedente legal” en la legislación islámica que así lo establezca.

Por otra parte, el decreto solicita a las administraciones que faciliten transporte a las funcionarias del Estado, así como a las empresas privadas para que sus empleadas puedan acudir a sus puestos de trabajo.

La aplicación del decreto podría tener efectos positivos sobre la situación de la mujer, pero activistas locales consideran que el lenguaje ambiguo del mismo puede llevar también a una interpretación más estricta, lo cual se verá en los próximos meses.

Según los primeros análisis, seguirá siendo obligatorio para las mujeres disponer del permiso del tutor masculino para obtener el pasaporte o para viajar fuera del país.

El decreto fue emitido coincidiendo con la visita a Arabia Saudí del relator especial de Naciones Unidas para los derechos humanos y la lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson, que se reunió con representantes gubernamentales y defensores de las libertades en el país.

En los últimos años, las mujeres saudíes se han movilizado en las redes sociales y han pedido a las autoridades acabar con el sistema de tutoría, así como con la prohibición de conducir un vehículo, entre otras muchas restricciones.

Debido a las presiones internas y externas, Arabia Saudí permitió en 2013 a las mujeres formar parte del denominado Consejo de la Shura, un órgano consultivo, y en 2015 pudieron votar y presentarse en las elecciones municipales por primera vez en la historia del país.


Noticias Relacionadas