Una vista general de la zona del desastre en Manizales, Colombia. /AFP
Una vista general de la zona del desastre en Manizales, Colombia. /AFP

Mundo por AFP,

Colombia, aún afectada por un alud que a principios de mes dejó más de 320 muertos en la sureña Mocoa, vivía ayer una nueva tragedia provocada por las fuertes lluvias: al menos 15 personas murieron por un deslave en la andina ciudad de Manizales.

“Se declara Calamidad Púbica en Manizales tras avalancha que afectó (cuatro) barrios, dejando al momento 15 fallecidos, 23 heridos y ocho desaparecidos reportados”, indicó la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), en el último balance oficial hasta el cierre de esta edición.

La capital del departamento de Caldas (centro-oeste), a unos 2.200 metros sobre el nivel del mar y en plena zona cafetera de Colombia, se encontraba desde hace días en alerta por fuertes lluvias, pero la emergencia se desató en la madrugada de ayer luego de torrenciales precipitaciones desde la noche anterior.

El presidente Juan Manuel Santos, que suspendió su agenda para atender personalmente la tragedia, destacó que las lluvias de las últimas horas en Manizales no tenían precedente.

“Esto es producto del cambio climático. Cuando hay aumento de la temperatura, las nubes se cargan más y llueve con más intensidad”, declaró a periodistas el mandatario, haciendo un llamando “a cuidar” los bosques y el medio ambiente para evitar estas catástrofes.

Árboles caídos, vías tapadas y casas derruidas se veían entre los socorristas que buscaban sobrevivientes, según imágenes divulgadas por medios locales.

“La ciudad (está) literalmente incomunicada por derrumbes, deslizamientos, inundaciones”, advirtió más temprano , en entrevistas radiales el alcalde de Manizales, José Octavio Cardona.


Noticias Relacionadas