Imagen de bombardeos en Damasco, Siria. /EFE
Imagen de bombardeos en Damasco, Siria. /EFE

Mundo por AFP,

Corea del Norte calificó el sábado de “agresión intolerable” el ataque estadounidense contra un aeropuerto sirio, un acto que según el gobierno norcoreano “prueba más de un millón de veces” la pertinencia de su programa nuclear.

Este comentario, difundido por los medios estatales, es la primera reacción de Corea del Norte al ataque ordenado en la noche del jueves por el presidente estadounidense Donald Trump tras un presunto bombardeo químico, imputado al régimen de Damasco.

“El ataque estadounidense contra Siria es un acto de agresión claro e intolerable contra un Estado soberano y lo condenamos con fuerza”, dijo un portavoz no identificado del ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte, citado por la agencia KCNA.

“La realidad actual nos muestra que tenemos que afrontar al poder con poder y prueba más de un millón de veces que nuestra decisión de fortalecer el poder nuclear ha sido la correcta”, afirmó

Los analistas habían advertido que los ataques en Siria enviaban un mensaje claro para Pyongyang de que Estados Unidos no tiene miedo a la hora de usar la fuerza militar.

Trump ha amenazado con ordenar acciones unilaterales contra Pyongyang si Pekín no logra frenar el programa nuclear de su vecino. Sin embargo, esta respuesta sugiere que Pyongyang está determinado a continuar.

Washington advierte en la ONU sobre una nueva intervención militar en Siria

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, amenazó el viernes con una nueva acción militar de su país en Siria, un día después de un bombardeo dispuesto por Washington contra posiciones del régimen sirio en represalia por un presunto ataque químico imputado a Damasco.

“Estados Unidos tomó una decisión muy mesurada la noche pasada” con el ataque a una base aérea siria, explicó Haley en el Consejo de seguridad. “Estamos dispuestos a hacer más, pero esperamos que ello no sea necesario”, añadió.

El Consejo de Seguridad se reunió en una sesión de emergencia para discutir las acciones de Estados Unidos en Siria, que Rusia señaló como una “flagrante violación del derecho internacional y un acto de agresión” contra Siria.


Noticias Relacionadas