Los cuerpos de las víctimas fueron retirados durante la jornada por las autoridades. / Getty Images
Los cuerpos de las víctimas fueron retirados durante la jornada por las autoridades. / Getty Images

Mundo por EFE,

El Comité de Investigación ruso dijo este martes en un comunicado que sospechaba que un atacante suicida cometió el atentado en el metro de San Petersburgo el lunes, que dejó 14 muertos y decenas de heridos.

Los investigadores del Comité, de los servicios secretos y del ministerio del Interior “establecieron que la bomba artesanal pudo haber sido activada por un hombre cuyos restos fueron encontrados en el tercer vagón” del tren, indicó el Comité de Investigación, añadiendo que se ha determinado su identidad, pero que se mantenía en secreto en interés de la investigación.

Era casi imposible llegar a la estación de metro Instituto Tecnológico. Todo el tráfico estaba detenido. La calle del centro de San Petersburgo estaba bloqueada por carros, servicios médicos de emergencias, ambulancias, bomberos. Además de ellos dos helicópteros médicos aterrizaron cerca de la estación en la perspectiva de Moskovsky.

Curiosos se apiñaban en la acera a lo largo de la avenida mientras comenzaban a filmar videos.

Sin embargo, cerca de la estación la comunicación telefónica funcionaba con varias fallas – hasta 15 minutos tomaba para enviar un mensaje. Cerca de la salida del metro había un grupo de personas llorando – tratando de llegar a sus familiares. “Íbamos hacia el metro, vimos a la gente corriendo, había humo por todas partes”,  dijo una testigo llamada Marina a Metro.  “Todo estaba lleno de sangre, gente con quemaduras. Por una hora no pudimos llegar a nuestra sobrina Elizabeth, ella ya había entrado. No se nos permitía entrar, y estamos tan asustados “.

Testigos y víctimas

La Policía entrevistó a las víctimas y testigos.

Una niña de 21 años iba en el vagón donde ocurrió la explosión. Debido a la conmoción, no podía recordar su nombre.

“Pensamos que era un teléfono móvil el que había explotado, no entendía nada, dijo. Yo no estaba herida, pero ayudé a un niño a salir – su pelo estaba quemado y habían pedazos de carne. Todo estaba cubierto de sangre. Y yo solo salí corriendo de allí en estado de shock total”.
Según otros testigos, a pesar de lo repentino del incidente, no hubo pánico entre las personas. Los servicios de emergencia fueron los primeros en llegar al lugar, luego la Policía y la ambulancia lo siguieron.

“Hubo un destello brillante y ruido, luego se oscureció y salió un olor a quemado. Yo estaba en el tercer vagón, y la explosión pasó en el adyacente, supongo,” dijo Nazar Garaev en estado de shock.

El metro cerró media hora después del incidente

Taisa Davydova apareció en la plataforma de la estación Sennaya Ploschad al momento de la explosión.

“No me lastimé porque estaba a veinte pasos del epicentro”, le dijo a Metro. “Me bajé del tren y me fui a la transición, a la estación Spasskaya. Entonces oí un ruido fuerte, me volví y vi a la gente en la plataforma comenzando a correr en diferentes direcciones: hacia la salida, hacia la transferencia. Luego hubo mucho humo … todo el mundo estaba en estado de pánico “. Según Taisia, la explosión ocurrió en la estación Sennaya: el tren se detuvo, dejó bajar a la gente, cerró sus puertas, comenzó a moverse y en ese momento se produjo la explosión.

“Sentí cierta presión sobre los tímpanos, pero no tenía miedo en absoluto”,  continúa Taisija. – “Entonces continué mi camino hacia la línea naranja”.

“Hoy a las 14:33 estaba en el tren de metro, – escribió en una red social el periodista de San Petersburgo Viktor Tereshkin. El tren se detuvo en la estación de metro Instituto Tecnológico, de repente la gente empezó a correr alrededor de la plataforma, oí gritos, pero no escuché el sonido de la explosión. Del otro lado vino una nube de humo, el olor de un explosivo quemado, el humo empezó a penetrar en el vagón, se abrieron unas cuantas ventanas, quise gritarle a la gente que taparan sus narices y bocas con bufandas o sombreros. Finalmente el tren comenzó a moverse, vi a algunas personas acostadas en la plataforma “
Media hora después de la explosión los trenes ya no se detenían en la estación Instituto Tecnológico.

“Estaba sentada en la estación Kirovsky Zavod, necesitaba llegar a Ploschad Vosstaniya, dijo Vyacheslav Veselov.  Entonces escuché un anuncio diciendo que los pasajeros no podían ir allí. Me bajé en Pushkinskaya y decidí volverme. En la estación Instituto Tecnológico el tren pasó más lento. En la plataforma vi personal de emergencia y Policía. Me fui a otra línea y fui en dirección de Nevsky Prospekt. Luego me bajé en la estación del Instituto

Tecnológico, y debajo de las escaleras vi los cadáveres de las víctimas y luego vi a una mujer, creo que era del personal de la Metrópoli y ella dijo: “¡Tenemos que sacar los cuerpos!” Pasó gente con una camilla y luego me dijeron que tenía que salir del metro.

Hubo un segundo atentado

Una segunda bomba se encontró en la estación de metro Ploschad Vosstaniya y fue neutralizada justo a tiempo.

La explosión de metro de San Petersburgo fue considerada como un ataque terrorista. La comisión de investigación rusa abrió un caso penal bajo el artículo 205 por el código “acto terrorista”.

Las heridas de las víctimas sugieren que la bomba estaba llena de bolas de metal. Según datos preliminares, la bomba habría sido dejada en una bolsa.

Mientras tanto, agencias de inteligencia lograron prevenir otro ataque, que podría haber sido aún más sangriento que el primer incidente. Un segundo artefacto explosivo fue encontrado en la estación de metro de Ploschad

Vosstaniya, equipada de elementos impactantes midiendo su poder en aproximadamente un kilogramo de TNT. Esta información fue confirmada por la UFSB para la región de San Petersburgo y Leningrado.

Poco después de la explosión, el metro de San Petersburgo estaba completamente cerrado en su entrada. Miles de personas fueron evacuadas. “Los servicios especiales han comenzado a comprobar cada estación, todas las67 estaciones de metro y túneles”, confirmó el servicio de prensa del metro a Metro. “La carga de trabajo es tremenda. Estamos a la espera de más instrucciones”.

Debido al cierre del metro, el sistema de transporte público se derrumbó en la ciudad. Todos los autobuses y tranvías venían atestados haciendo que personas tardaran varias horas en llegar a sus puntos de destino. Para muchos, viajar a pie era más fácil, sin embargo, algunos servicios de taxi conducían a la gente de forma gratuita.

“Comprendo perfectamente”, dijo Timothy, un taxista local. “Cuando ocurre un desastre tal, necesitamos ayudarnos mutuamente”.

Siendo casi las 9 de la noche (hora local), tres líneas de metro reanudaban su función. Medidas de seguridad siguen fuertemente reforzadas.


Noticias Relacionadas