/Getty Images
/Getty Images

Mundo por EFE,

Más de 136.000 ciudadanos de la Unión Europea (UE) pidieron un certificado de residencia permanente en el Reino Unido en los seis meses posteriores al referéndum del 23 de junio, en el que los británicos votaron por abandonar el bloque comunitario, informó hoy el ministerio de Interior.

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, el secretario de Estado de Interior británico, Robert Goodwill, insistió en que el Gobierno de la primera ministra, Theresa May, espera llegar a un acuerdo con Bruselas para garantizar los derechos adquiridos por los 3,15 millones de comunitarios que viven en el Reino Unido.

“Mientras ellos estén aquí y nosotros seamos miembros de la Unión Europea podrán ejercer los derechos que marcan los tratados”, dijo Goodwill, para quien el futuro estatus de los comunitarios tras el “brexit” se debe “solucionar lo antes posible”.

“Por supuesto, también necesitamos que se reconozca el estatus de los británicos en el resto de la Unión Europea, que también quieren y merecen las mismas protecciones”, señaló.

Los medios británicos han recogido en los últimos meses quejas por parte de ciudadanos europeos que han encontrado trabas para recibir un certificado de residencia permanente, un derecho que se adquiere tras cinco años en un país comunitario.

Según un informe que publicó a finales de febrero el Partido Liberal Demócrata británico, el ministerio de Interior rechaza alrededor del 28 % de esas peticiones, para las que los interesados deben rellenar un formulario de 85 páginas.

La conservadora May espera activar este mes el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la formalidad que dará inicio a un periodo de dos años en los que Londres y Bruselas negociarán las condiciones de salida del bloque para el Reino Unido, entre ellas los futuros derechos de los expatriados.


Noticias Relacionadas