El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (i), ofrece una rueda de prensa junto al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani (d), tras la sesión plenaria del Parlamento Europeo sobre el "libro blanco" y el futuro de Europa tras el Brexit en el Parlamento de la Unión Europea, en Bruselas, Bélgica, hoy, 1 de marzo de 2017. /EFE
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (i), ofrece una rueda de prensa junto al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani (d), tras la sesión plenaria del Parlamento Europeo sobre el "libro blanco" y el futuro de Europa tras el Brexit en el Parlamento de la Unión Europea, en Bruselas, Bélgica, hoy, 1 de marzo de 2017. /EFE

Mundo por EFE,

Francia y Alemania coincidieron hoy en que la mejor opción de futuro de los países del bloque comunitario es estar en una Unión Europea (UE) “más fuerte” que sea capaz de mejorar sus niveles de eficacia.

“Cuando la Unión Europea debe enfrentarse a amenazas inéditas, Alemania y Francia comparten la misma convicción: nuestra mejor protección y apuesta de futuro es una UE más fuerte”, dijeron en un comunicado conjunto Jean-Marc Ayrault y Sigmar Gabriel, ministros de Exteriores de Francia y Alemania, respectivamente.

Su declaración coincide con la presentación por parte de la Comisión Europea (CE) del “libro blanco”, cinco opciones para diseñar la futura Unión Europea a Veintisiete, ya sin el Reino Unido, que van desde una verdadera unión política y económica a un simple mercado único.

París y Berlín abogaron por “reforzar” el papel internacional de la UE; “asegurar” la seguridad de los europeos ante las amenazas internas y exteriores mediante “una política europea de Defensa”; y fomentar la cooperación para tratar el flujo de inmigrantes y refugiados

Asimismo, apelaron a “estimular” la economía europea favoreciendo la convergencia de las economías y la inversión europea y a progresar en la realización de la unión monetaria europea, entre otros asuntos.

Francia y Alemania asumieron que hacen falta medios para actuar “más eficazmente” y abrieron la puerta a una UE a dos velocidades.

“Sin cuestionar lo que hemos logramos, debemos también encontrar los mejores medios de tener en cuenta los diferentes niveles de ambición de los Estados miembros con la meta de que Europa responda mejor a las expectativas de los ciudadanos europeos”, señala su comunicado conjunto.

Ambos países recordaron que la Cumbre de Roma del 25 de marzo, cuando se conmemoraron los 60 años de los inicios de la UE, supone “una ocasión única para dar un nuevo impulso a la Unión Europea para responder a los desafíos venideros”.


Noticias Relacionadas