/Getty Images
/Getty Images

Mundo por EFE,

El ministro británico para el “brexit”, David Davis, advirtió hoy a sus colegas en el Gobierno de que deben prepararse para “el improbable escenario de que no pueda alcanzarse un acuerdo mutuamente satisfactorio” con Bruselas sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Davis planteó esta opción durante una reunión del Gabinete de ministros presidida por la primera ministra conservadora, Theresa May, que planea iniciar las negociaciones con la Comisión Europea antes de finales de marzo.

El ministro “expuso la necesidad de que el Gobierno apoye una salida suave de la Unión Europea y de prepararse no solamente para un resultado negociado, sino para el improbable escenario de que no pueda alcanzarse un acuerdo mutuamente satisfactorio”, explicó un portavoz gubernamental.

Según esta fuente, Davis subrayó que el eventual acuerdo con la UE, que debería comprender tanto la salida del bloque como la futura relación comercial, será para el Reino Unido “el más importante en tiempos de paz” y dijo que todos los ministerios deben “entender los desafíos”.

De acuerdo con el portavoz, la primera ministra coincidió en que hay que buscar una salida “suave y ordenada” del bloque comunitario e insistió en que el Gobierno británico logrará que la negociación sea “un éxito”.

Paralelamente, el ministro de Exteriores, Boris Johnson, dijo en un discurso en Londres ante las Cámaras de Comercio Británicas que, al dejar la UE, el Reino Unido no debe “dar la espalda” a la globalización.

Según Johnson, el país ha de huir del proteccionismo para volver a ser “una gran nación de comercio libre”.

Las Cámaras de Comercio pidieron hoy que el “brexit” se retrase si no se logra un acuerdo comercial al término de los dos años de negociaciones para la salida del Reino Unido de la UE, algo que Bruselas ha indicado que puede ser difícil.

El expresidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy dijo la semana pasada en Londres que dos años “no serán suficientes” para llegar a tal acuerdo comercial, pues ese periodo se destinará a resolver el “tratado de separación”, lo que incluye pactar la factura de salida y el estatus de los comunitarios y los británicos expatriados.


Noticias Relacionadas