Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. /Archivo
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia. /Archivo

Mundo por EFE,

La más reciente ramificación del escándalo latinoamericano de Odebrecht apuntó ayer al entorno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con el anuncio oficial de la investigación que pretende determinar la supuesta entrada de dinero de la constructora brasileña en la campaña electoral de 2014.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) intentará determinar si las campañas de la pasada elección presidencial violaron las normas de financiación, ya que la Fiscalía subrayó que es a ese organismo a quien corresponde realizar las pesquisas.

En este sentido, el presidente del CNE, Alexander Vega, declaró que las indagaciones tendrán como objetivo demostrar dos cosas: “Si se omitió haber reportado un gasto de campaña” y si se incumplió “la prohibición expresa de que un Gobierno, persona jurídica o natural del extranjero, haga aportes a campañas de índole nacional”.

Por su parte, Santos solo se pronunció con un mensaje en Twitter en el que pidió una “investigación a fondo” para poder conocer “lo más rápido posible” la verdad sobre la supuesta llegada de dinero de Odebrecht a su campaña.

Quienes salieron en su defensa fueron los miembros del gabinete, que cerraron filas alrededor del mandatario y calificaron la denuncia acerca de la recepción de dinero de Odebrecht como algo “absurdo e inaceptable”.


Noticias Relacionadas