Jorge Bergoglio pidió que la memoria de esta santa ayude a los jóvenes a "prestar atención a los coetáneos menos afortunados y que atraviesan dificultades"./Getty Images
Jorge Bergoglio pidió que la memoria de esta santa ayude a los jóvenes a "prestar atención a los coetáneos menos afortunados y que atraviesan dificultades"./Getty Images

Mundo por EFE,

El papa Francisco se hizo eco del drama que sufren los rohinyá, la minoría musulmana que vive en oeste de Birmania, y que son expulsados, torturados y asesinados por su fe, durante la audiencia general celebrada hoy en el aula Pablo VI del Vaticano.

Francisco invocó a la santa Josefina Bakhita, una religiosa sudanesa nacionalizada italiana, y que fue protectora de los “inmigrantes, de los desterrados, de los explotados” y entonces nombró a los “rohinyá, expulsados de Myanmar”.
¡”Van de un sitio a otro porque no les quieren. Son buenos. No son cristianos. Son gente pacífica. Son nuestros hermanos y hermanas y desde hace años que sufren, son torturados, asesinados, simplemente por seguir con su fe musulmana”.

Jorge Bergoglio pidió que la memoria de esta santa ayude a los jóvenes a “prestar atención a los coetáneos menos afortunados y que atraviesan dificultades”.

Santa Josefina Bakhita que también fue una víctima del trafico de personas sirvió al papa para recordar que hoy se celebra la Jornada de Oración y de Reflexión contra la trata de personas, “que este

Y entonces deseó “que quienes tengan responsabilidades de gobierno combatan con decisión esta plaga, dando voz a nuestros hermanos más pequeños, humillados en su dignidad”.


Noticias Relacionadas