/AFP
/AFP

Mundo por EFE,

Los precios máximos de las gasolinas y el diésel vigentes del 4 al 17 de febrero en México se mantendrán sin cambios respecto a los del mes de enero, cuando una marcada subida provocó fuertes protestas sociales, informó hoy la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De esta manera, el precio máximo promedio de la gasolina Magna se mantendrá en 15,99 pesos por litro (0,78 dólares), el de la gasolina Premium en 17,79 pesos por litro (0,87 dólares) y el del diésel en 17,05 pesos (0,83 dólares), señaló la institución en un boletín.

El pasado 1 de enero los precios de las gasolinas en México subieron entre un 14 % y un 20 %, una medida gubernamental que antecede una liberalización en el sector por etapas que detonó un pronunciado rechazo social con manifestaciones y disturbios a lo largo del país.

La Secretaría de Hacienda atribuye que los precios se hayan mantenido sin cambios a “las medidas de austeridad ya anunciadas por el Gobierno”, a la “evolución reciente” del tipo de cambio y del “precio internacional de las gasolinas”.

  Todo estos factores “han creado las condiciones para mantener sin cambios los precios máximos durante el periodo señalado”, indicó la SHCP, que subrayó que los precios que se anuncian son “consistentes con el proceso de flexibilización del mercado de combustibles”.

De esta manera, puntualizó, los precios máximos aplicables en cada una de las 90 regiones del país no tendrán modificaciones durante este periodo.

A partir del 18 de febrero, los cambios en los precios de las gasolinas serán diarios, la SHCP informará los precios y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) los publicará en la página web.

Posteriormente, con la liberalización gradual de los precios de los combustibles, cuya primera etapa arrancará el 30 de marzo, en la página oficial de la CRE se informarán de los precios existentes en todas las regiones del país.

La subida de los precios de los combustibles del pasado 1 de enero provocó fuertes protestas ciudadanas en buena parte del país y disturbios, que dejaron un saldo de al menos seis muertos, más de 1.500 detenidos y más de 680 tiendas saqueadas, con unas pérdidas estimadas en 90 millones de dólares.

A raíz de ello, muchas voces se alzaron en contra de una nueva subida en febrero.

Incluso dentro del oficialista Partido Revolucionario Institucional, que pidió este lunes al Ejecutivo poner en práctica todas las medidas a su alcance para evitar el incremento en febrero.


Noticias Relacionadas

En los últimos meses hemos visto fuertes incrementos en el precio del combustible y, para la mayoría, dejar de utilizar su vehículo simplemente no ...

por Elaine Miranda