Vista del reflejo del Capitolio en una fuente de la entrada este del edificio en Washington, Estados Unidos hoy 30 de enero de 2017. /EFE
Vista del reflejo del Capitolio en una fuente de la entrada este del edificio en Washington, Estados Unidos hoy 30 de enero de 2017. /EFE

Mundo por EFE,

El 53 % de los votantes estadounidenses cree que el Gobierno ruso intervino en las elecciones generales del pasado noviembre, aunque el 50 % no considera que Moscú deba ser visto como un adversario, según una encuesta publicada hoy por la Universidad Quinnipiac.

Además, una mayoría del 68 % cree que el Congreso estadounidense debe investigar la interferencia rusa en las elecciones, que tomó forma de infiltración en las comunicaciones del Partido Demócrata, que posteriormente fueron filtradas y dañaron la imagen de la candidata de la formación, Hillary Clinton.

De igual forma, un 62 % cree que también se debe indagar sobre si el equipo del ganador de las elecciones, el presidente republicano Donald Trump, estaba en contacto con representantes del Gobierno ruso durante la campaña electoral

Trump halagó al presidente ruso, Vládimir Putin, durante la campaña, mientras legisladores demócratas y algunos republicanos temen que levante las sanciones impuestas a Moscú tras su intervención en Ucrania, la anexión de Crimea y la injerencia electoral.

El presidente también ha buscado quitar hierro a la tentativa rusa de influir en el resultado de las elecciones y se ha mostrado contrario a que las alegaciones contra Rusia se investiguen en el Congreso.

Según el sondeo, realizado entre más de mil votantes estadounidenses y con un margen de error de 2,8 %, un 49% cree que Trump es “demasiado amigable” con Rusia y un 60 % cree que el Congreso debería tomar la iniciativa en la política exterior hacia Rusia, no la Casa Blanca.

No obstante, solo un 46 % cree que Rusia es un “adversario”, mientras que un 41 % cree que Moscú no es ni un adversario ni un aliado, y un 9 % considera que el país deber ser un aliado de Washington.

Trump se ha mostrado abierto a colaborar con Rusia en la lucha contra el terrorismo yihadista, especialmente contra el Estado Islámico (EI) en Siria.


Noticias Relacionadas