/Getty Images
/Getty Images

Mundo por EFE,

La primera ministra británica, Theresa May, cedió hoy a las presiones de los diputados al aceptar publicar un libro blanco sobre sus planes de negociación del “brexit” para que haya un amplio debate sobre la estrategia del Gobierno.

Después de intensas presiones de distintos partidos, la “premier” conservadora confirmó hoy que presentará en el Parlamento este documento, que no alterará el calendario que se ha marcado el Gobierno para iniciar las conversaciones formales sobre la salida británica de la Unión Europea (UE) a finales de marzo.

En la sesión semanal de preguntas a la primera ministra en la Cámara de los Comunes, May aceptó hoy incluir sus objetivos de negociación con Bruselas en el libro blanco, que ya había adelantado en un discurso que pronunció la semana pasada en Londres.

Este documento se divulgará al margen del proyecto de ley que debe autorizar la invocación del decisivo artículo 50 que iniciará las discusiones formales sobre el “brexit”.

“Reconozco que hay ganas en esta Cámara por ver el plan (sobre el “brexit”) en un libro blanco. Puedo confirmar que nuestro plan será incluido en un libro blanco que se publicará en esta Cámara”, indicó la primera ministra, sin dar fechas.

La decisión de May se conoció un día después de que el Tribunal Supremo, máxima instancia judicial británica, dictaminase que el Gobierno deberá consultar con el Parlamento antes de activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que inicia las conversaciones formales para la retirada de un país comunitario de la UE.

Según los medios británicos, el Gobierno presentará mañana el proyecto de ley para activar el proceso de abandono del bloque comunitario.

La legislación estaría aprobada quince días después de su presentación en el Parlamento

El objetivo del Ejecutivo es que esa legislación esté aprobada quince días después de su presentación en el Parlamento, si bien se espera que los partidos introduzcan varias enmiendas.

“Después del fallo del Tribunal Supremo, el proyecto de ley (sobre el “brexit”) será presentado” en el Parlamento y “se harán los debates adecuados”, afirmó la jefa del Gobierno en una Cámara de los Comunes más concurrida de lo habitual.

“Uno de nuestros objetivos es el mejor acuerdo comercial posible con la Unión Europea y por eso estaremos negociando”, recalcó May.

Varios diputados conservadores que apoyaron la permanencia del Reino Unido en la UE en el referéndum del pasado 23 de junio, habían pedido insistentemente la preparación del libro blanco.

La fiscal general “en la sombra” del opositor Partido Laborista, Shami Chakrabarti, dijo hoy a la BBC que el debate parlamentario sobre este documento ayudará a esclarecer las distintas posiciones sobre el futuro del Reino Unido una vez que salga de la UE.

  “Tenemos claro que el artículo 50 será activado, tenemos claro que, más allá de qué lado estábamos en el referéndum (europeo) en cuanto al resultado (que querían),…respetamos el resultado del plebiscito, pero las preguntas difíciles aún están por venir”, afirmó Chakrabarti.

“¿Qué tipo de país será el Reino Unido después del ‘brexit’?, ¿Qué tipo de relación el Reino Unido tendrá con la UE y el resto del mundo?”, se preguntó la política laborista.

Se espera para la próxima semana el primer debate sobre el proyecto de ley relativo al artículo 50 y se estima que superará sin inconvenientes el trámite parlamentario en quince días.

May confirmó la semana pasada que tiene intención de sacar al Reino Unido del mercado único europeo a fin de controlar la inmigración, si bien anticipó que confía en alcanzar un amplio acuerdo comercial con la UE tras el “brexit”.

Una vez iniciadas las negociaciones sobre la retirada del bloque comunitario, el Reino Unido podría estar fuera de la Unión en la primavera de 2019.


Noticias Relacionadas