Mundo por Felipe Herrera,

Desde ayer el Partido Socialista de Francia comenzó el proceso de elección de su candidato para las presidenciales de abril. Son siete los políticos que participarán en estas primarias abiertas, siendo el exprimer ministro Manuel Valls el favorito en los sondeos con 26 por ciento, según la última encuesta Harris.

Pero no por mucho margen. Benoit Hamon y Arnaud Montebourg, que también han ocupado algunas carteras ministeriales durante el actual gobierno de François Hollande, le siguen de cerca con 25 y 24 por ciento, respectivamente.

El exprimer ministro Manuel Valls es el mejor valorado, pero otros dos candidatos se le acercan en las encuestas. Los dos candidatos que obtengan más votos irán a la segunda vuelta del 29 de enero. Expertos analizan la situación

De todas formas, serán muchos los votantes que tomarán su decisión al último momento, como explica Jean-Yves Camus, analista político e investigador asociado del Instituto Francés de Asuntos Internacionales y Estratégicos. “Los electores probablemente esperarán a ver los debates de esta semana en televisión que se van a llevar a cabo”, explica. Y agrega: “Aunque Valls lleva ventaja, está estancado, mientras tanto Hamon como Montebourg van en alza”.

Para el analista político Florent Sardou, “Benoit Hamon sorprende: podría estar presente en la segunda vuelta. Es liberal en los temas valóricos y cuestiones de sociedad. Es antiliberal en lo económico: es partidario de una economía social y solidaria, y defiende un modelo de desarrollo sustentable. Tiene mucho apoyo de parte de los militantes socialistas y en particular de los jóvenes”.

La frase

“Aunque Valls lleva ventaja, está estancado, mientras tanto Hamon como Montebourg van en alza”.
Jean-Yves Camus, analista político e investigador asociado del Instituto Francés de Asuntos Internacionales y Estratégicos

Valls chocará contra su participación en el gobierno del actual presidente, François Hollande, el más impopular de la historia de Francia. “Como Primer Ministro, tiene responsabilidad en todo lo que Hollande hizo y falló, como bajar el desempleo y darle más capacidad de gasto a las clases medias”, dice Camus.

“Y gane quien gane, el Partido Socialista está tercero en las encuestas de opinión”, agrega. Para Sardou, por su parte, “con estos rivales es difícil imaginar que el PS gane las elecciones: el desafío más importante para su candidato parece ser mantener su unidad y evitar su desaparición. La tasa de participación será un elemento clave: una participación débil dejaría poca esperanza para el candidato socialista”.

A fondo

¿Qué tan fuerte es la candidatura de Manuel Valls?

-Haber sido Primer ministro del presidente mas impopular de la historia de Francia es un lastre. Manuel Valls lidera las encuestas en intenciones de voto, pero su margen parece achicarse: la última encuesta Harris luego del segunda debate indica que 26% de los franceses que piensan participar a la primaria votarían por él en la primera vuelta. 24% para Benoît Hamon y 22% para Arnaud Montebourg.

¿Podrá el PS conseguir la elección derrotando a François Fillon y a Marine Le Pen?

Se ve difícil hoy. El PS sufre una crisis existencial fuerte: el presidente Hollande lideró una política alejada de los principios socialistas tradicionales. Deja un PS profundamente dividido y debilitado. La tasa de participación será un elemento clave: una participación débil dejaría poca esperanza para el candidato socialista.

Florent sardou
Analista político de la Universidad de Tolouse II


Noticias Relacionadas