/AFP
/AFP

Mundo por EFE,

El presidente electo Donald Trump junto con el próximo vicepresidente, Mike Pence, depositaron ayer una ofrenda floral en la tumba al soldado desconocido en el cementerio militar de Arlington, a las afueras de Washington.

Una hora antes, el magnate encabezó en su hotel de la capital estadounidense una reunión con quienes formarán parte de su gabinete. “Tenemos, en gran medida, el IQ más alto de cualquier gabinete reunido jamás”, les expresó.

Comenzó actividades

El magnate llegó ayer a Washington procedente de Nueva York para dar inicio a los actos de su investidura, que tendrá lugar hoy en una ceremonia ante el Capitolio.

Trump aterrizó en la base aérea de Andrews (Maryland), a las afueras de Washington, a bordo de un avión militar unos minutos después de las 12:00 horas locales y acompañado de buena parte de su familia.

El presidente electo, de traje oscuro, corbata azul y camisa blanca, saludó desde la escalerilla del avión antes de bajar, acompañado de su esposa, Melania, vestida de negro y con gafas de sol.

El magnate inmobiliario, que se convertirá hoy en el presidente número 45 de la historia de EE. UU., visitó primero su hotel en Washington, ubicado muy cerca de la Casa Blanca y en plena ruta del tradicional desfile de investidura previsto para hoy viernes, a fin de participar en el almuerzo.

Trump y Pence asistieron la noche de ayer al concierto multitudinario en el Monumento a Lincoln de la capital estadounidense.

Trump pasó la noche en la Blair House, una mansión ubicada muy cerca de la Casa Blanca y destinada a hospedar a jefes de Estado en sus visitas oficiales a Washington.

Hoy, antes de la ceremonia de investidura, Trump y su familia asistirán a un servicio religioso y luego acudirán a tomar un té a la Casa Blanca, invitados por el presidente saliente, Barack Obama, y su esposa Michelle.

Seguridad extrema

La ceremonia oficial de investidura comenzará a partir de las 11.30 hora local (y, exactamente a las 12.01 de EE. UU., Trump será ya el nuevo presidente de Estados Unidos.

Trump jurará el cargo sobre una Biblia de su propiedad y sobre otra que usó Abraham Lincoln en su primera toma de posesión, empleada también por Obama en sus dos investiduras.

Cerca de 28.000 uniformados formarán hoy un masivo dispositivo de seguridad durante la toma de posesión del nuevo presidente, Donald Trump, en una Washington fortificada con barricadas para evitar ataques de “lobos solitarios” con camiones como los de Niza (Francia) y Berlín.

El primer perímetro de seguridad encerrará en su interior a un centenar de manzanas del corazón de la capital estadounidense que dejarán cerrados al tráfico cerca de siete kilómetros cuadrados y blindados sus principales puntos neurálgicos.

Alrededor de ese perímetro, que tendrá la Explanada Nacional como epicentro, se ha organizado el levantamiento de barricadas con camiones volquetes y de cemento, autobuses y otros objetos contundentes para prevenir ataques con vehículos contra lamultitud como los ocurridos en los últimos meses en Europa. El 14 de julio de 2016 un tunecino mató a 86 personas a las que arrolló con un camión cuando presenciaban los fuegos artificiales del Día Nacional de Francia, mientras que el pasado 19 de diciembre, en una estrategia muy similar, otro tunecino mató a 12 personas en el mercado navideño de Berlín.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson ha explicado que no existen indicios de una “amenaza creíble y específica” para la toma de posesión, aunque alertó que los focos están puestos en los llamados “lobos solitarios” autoradicalizados dada la evolución del terrorismo global en los últimos años.

Por si acaso, las autoridades han puesto en alerta a cinco de los principales hospitales de la ciudad, a los que han pedido que no programen cirugías para este jueves para tener personal y camas disponibles.

Está previsto que 900.000 personas lleguen a Washington para asistir a la toma de posesión de Trump, lejos de los casi dos millones que en 2009 estuvieron en la de Barack Obama, pero cerca del triple de los 300.000 que fueron a la de George W. Bush en 200.


Noticias Relacionadas

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, envió una carta al presidente de EE.UU., Donald Trump, en la que rechaza la respuesta que el Gobiern...

por EFE