/Getty Images
/Getty Images

Mundo por EFE,

El presidente francés, François Hollande, quiere mostrar su “total” respaldo a la paz en Colombia en el viaje oficial que iniciará a ese país el domingo y que incluye una visita a una de las zonas de desmilitarización controlada por la ONU.

Esa controvertida parte del viaje, cuyo emplazamiento exacto no ha sido desvelado, la hará Hollande como presidente de uno de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y para marcar el respaldo internacional al proceso lanzado por el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, indicaron hoy fuentes oficiales francesas.

Al señalar su calidad de miembro del Consejo de Seguridad, París quiere evitar la polémica generada en Colombia por esta secuencia de la visita de Hollande, criticada con dureza por el expresidente Álvaro Uribe, que ha sido un fuerte opositor al acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Hollande, presidente francés que no ha sabido enfrentar al terrorismo yihadista, visita la Colombia entregada a las FARC”, escribió Uribe en la red social Twitter.

Francia, según las fuentes oficiales, no quiere entrar en “polémicas internas” ni tampoco “dar lecciones a Colombia de la forma en la que debe llevar a cabo su proceso de paz”.

Pero recordaron que París ha estado siempre al lado de Santos en su iniciativa pacificadora y que la zona que visitará esta bajo control de la ONU.

   Agregaron que no han recibido petición alguna para mantener un encuentro con Uribe durante el tiempo que Hollande estará en Colombia, aunque “los mensajes enviados por la oposición (colombiana) no han sido amistosos”.

Durante esa visita, Hollande y Santos se entrevistarán con el francés Jean Arnault, que representa a la ONU en la zona de desmilitarización, y con Pablo Catatumbo, uno de los jefes de la guerrilla de las FARC.

Más allá de esa cuestión, el presidente francés dedicará buena parte de su estancia en Colombia a recalcar su respaldo al proceso de paz, como París lo viene haciendo desde que se lanzó en 2012.

Lo hizo desde su posición de miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, que aprobó dos resoluciones en favor del mismo.

Pero también en la “sólida” relación bilateral que mantienen ambos países, manifestada en una ayuda de 800 millones de euros a acciones de desarrollo agrícola, elaboración de un catastro o desminado de zonas, entre otras actuaciones.

Francia también ha apoyado como miembro de la Unión Europea, que ha creado un fondo especial, este proceso, que para Hollande se encuentra “en un momento crucial” y espera que su respaldo pueda contribuir a limar asperezas en un país muy afectado por el resentimiento.

El dirigente francés llegará a Colombia procedente de Chile, acompañado de una nutrida representación ministerial y empresarial, aunque la parte económica del viaje quedará en un segundo plano.

Será la primera visita de un jefe de Estado francés a Colombia desde que en 1989 lo hiciera el también socialista François Mitterrand.

Su avión aterrizará el domingo por la noche en Bogotá, donde Hollande será recibido por la ministra colombiana de Relaciones Exteriores, María Angela Holguín.

Al día siguiente, tras visitar el museo de la Quinta Bolívar, participará en una ceremonia oficial en el palacio de Nariño con su homólogo colombiano, donde tendrá lugar una entrevista oficial y también el encuentro entre delegaciones.

Tras firmar una serie de acuerdos en materia económica y de cooperación universitaria, darán una rueda de prensa antes de almorzar con personalidades colombianas.

Por la tarde, Hollande recibirá en la residencia de Francia a la comunidad francesa en el país.

Ya por la noche asistirá a una de las manifestaciones culturales del año de Francia en Colombia que tendrá lugar en el Teatro Colón de la capital.

La jornada terminará con una cena oficial en el Palacio de Nariño.

El martes, Hollande y Santos se reunirán con asociaciones que representan a las víctimas de las desapariciones forzosas en el marco del conflicto armado, antes de viajar a Cali, desde donde se desplazarán en helicóptero a la zona de desmilitarización, última fase del viaje.


Noticias Relacionadas