Cuba y EE.UU. iniciaron en diciembre de 2014 un proceso de deshielo en sus relaciones, materializado en 2015 con el restablecimiento oficiales de sus nexos bilaterales y la reapertura de embajadas en Washington y La Habana./Getty Images
Cuba y EE.UU. iniciaron en diciembre de 2014 un proceso de deshielo en sus relaciones, materializado en 2015 con el restablecimiento oficiales de sus nexos bilaterales y la reapertura de embajadas en Washington y La Habana./Getty Images

Mundo por EFE,

Cuba y EE.UU. firmaron hoy un acuerdo que permitirá una mejor coordinación en los trabajos de búsqueda y rescate aéreo y marítimo, un paso “positivo” en la etapa de normalización de las relaciones bilaterales, formalizado a días de la salida del presidente estadounidense Barack Obama del cargo.

El pacto, rubricado en La Habana por el encargado de negocios de la Embajada de EE.UU. en la isla, Jeffrey DeLaurentis, y la viceministra de Transporte de Cuba, Marta Oramas, busca afianzar la cooperación en esta área y aumentar la efectividad en la asistencia a víctimas de accidentes.

“Este acuerdo reconoce la importancia de la cooperación en la búsqueda y salvamento aeronáutico y marítimo para ambas naciones. El perfeccionamiento de la coordinación en este tema es esencial para nuestros países, particularmente cuando el comercio autorizado y el flujo de viajeros está en aumento”, dijo DeLaurentis tras la firma.

El máximo representante de Washington en la isla recordó que desde hace más de 20 años ambas naciones “han colaborado con éxito” en el “esfuerzo compartido de salvar vidas”.

La viceministra cubana de Transporte se refirió por su parte a la adopción conjunta en 2014 de los procedimientos operacionales y las buenas practicas de implementación en el salvamento de víctimas de accidentes aéreos y marítimos.

“Este precedente, así como el nuevo contexto bilateral, propiciaron la adopción de este instrumento jurídicamente vinculante que fortalece la cooperación bilateral en esta esfera”, indicó.

Por su parte, Oramas precisó que el convenio permitirá también la realización de ejercicios conjuntos, los chequeos periódicos en los canales de comunicación, las visitas recíprocas de expertos y el intercambio de información.

“Ante el aumento actual del transporte aéreo y marítimo en la región, este acuerdo reviste especial importancia y su firma constituye un paso positivo en el mejoramiento de las relaciones entre los dos países”, enfatizó la vicetitular.

Debido a su cercanía geográfica, los espacios marítimos y aéreos de Cuba y Estados Unidos son casi colindantes.

Este acuerdo ayudaría a una mejor coordinación en la búsqueda y rescate de los cubanos que naufraguen en el estrecho de la Florida en su afán de llegar a EE.UU., aunque el número de “balseros” podría disminuir drásticamente con la derogación por el Gobierno estadounidense de los beneficios migratorios para los cubanos.

Cuba y EE.UU. iniciaron en diciembre de 2014 un proceso de deshielo en sus relaciones, materializado en 2015 con el restablecimiento oficiales de sus nexos bilaterales y la reapertura de embajadas en Washington y La Habana.

Desde entonces ambos países han alcanzado acuerdos sobre aviación civil, medio ambiente, ciencia y salud, entre otros ámbitos.

La firma de varios pactos y memorandos conjuntos estas dos últimas semanas buscan afianzar los resultados de las negociaciones entre los dos países antes de la salida del presidente Barack Obama de la Casa Blanca, el próximo viernes.


Noticias Relacionadas

Mientras el mundo se alista para la quinta generación de internet móvil, en Cuba se espera con ansiedad la inminente llegada de la tecnología 3G, q...

por EFE