Mundo por Agencias,

Al menos unas 180 personas  provenientes de Somalía, Etiopía y Sudán, principalmente, se encuentran desaparecidas, luego que el sábado una embarcación se hundiera en el Mediterráneo frente a las costas de Libia.

La portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) en Italia, Carlotta Sami, expresó a través de la página web de la organización que teme que los desaparecidos hayan muerto, ya que pasaron “horas en mar abierto”, según los testimonios entregados por los cuatro  supervivientes del suceso, quienes fueron asistidos en Trapani, al sur de Sicilia.

La portavoz de Acnur señaló que la información clave fue entregada por un hombre que perdió a su mujer en el naufragio, quien narró que el rescate de los supervivientes se produjo en el mar, con temperaturas bajo cero. En las operaciones de rescate, solo ocho cadáveres fueron recuperados.

El suceso se conoce luego que la Organización Mundial de las Migraciones (OIM) informara que durante 2016 perdieron la vida 5,079 personas en su intento de cruzar el Mediterráneo, en comparación con las 3,777 que perecieron en 2015.


Noticias Relacionadas