Imagen referencial. /Archivo
Imagen referencial. /Archivo

Mundo por Felipe Herrera,

Alrededor del mundo, las diversas economías mundiales han ido buscando nuevas alternativas que no solo beneficien la autodependencia del crudo, sino que nos ayude a reducir los impactos ambientales. Aquí algunas en desarrollo y otras que ya se aplican.

1-Etanol

Es prácticamente alcohol. El etanol se puede obtener de cualquier material vegetal como la madera y la caña de azúcar o maíz. Los autos con motores a gasolina podrían funcionar incorporando un 10 por ciento de etanol, pero para los que dependen totalmente de él, deben sufrir cambios sustanciales.

2-Excremento

Científicos de la Pacific Northwest National Laboratory (PNNL) de Estados Unidos lograron obtener del desecho humano biocrudo para utilizarlo como combustible. El Gobierno de Estados Unidos ha invertido US$7 millones hasta ahora en este proyecto.

3-Gas Natural 

Es una alternativa que varios automóviles ya están usando. En algunos países como Argentina o Perú, son más del 20 por ciento del parque automotriz total. Ofrece un mayor rendimiento a los autos y ya ha sido declarado en la Conferencia Mundial de Energía de Tokio, del año 1995, como el combustible alternativo con mejores opciones de desarrollo. El beneficio al utilizarlo supone una reducción del 25% de las emisiones de CO2, principal gas causante del efecto invernadero, respecto a los combustibles tradicionales.

4- Agua

Mediante electrólisis, un motor de agua es capaz de dividir sus moléculas en hidrógeno y oxígeno. El problema es que el motor necesita más energía que la que produce en dividir las moléculas de agua, por lo que estaría violando la primera o la segunda ley de la termodinámica. Es por esto que necesita un asistente de energía para poder funcionar como una batería eléctrica.

5-Electricidad

La historia del auto comenzó con modelos a combustible de electricidad, pero su poca potencia y autonomía hizo que se incorporaran a los automóviles motores de combustión. Hoy en día, el desarrollo de la tecnología ha permitido que se construyan autos completamente dependientes de la energía eléctrica, como el Tesla, de los más modernos y sofisticados del mundo.


Noticias Relacionadas