El 10 de diciembre conmemora el día en que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó oficialmente la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, un estándar común para ser alcanzado por todos los países, en el que los derechos de todo individuo son expresados y definidos en textos legales./AFP
El 10 de diciembre conmemora el día en que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó oficialmente la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, un estándar común para ser alcanzado por todos los países, en el que los derechos de todo individuo son expresados y definidos en textos legales./AFP

Mundo por EFE,

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró hoy que el respeto por los derechos humanos en cualquier país “beneficia a todos”, ya que promueve el bienestar de cada individuo, proporciona estabilidad a la sociedad y armonía al mundo interconectado.

Al conmemorarse hoy el Día Internacional de los Derechos Humanos, el secretario general de Naciones Unidas recordó que “la responsabilidad primera” de los Estados es defender los derechos básicos de las personas y endurecer la respuesta frente a la violación de los mismos.

“Cada uno de nosotros puede marcar una diferencia concreta (en la vida de alguien) en nuestros vecindarios, en las escuelas, en el centro de trabajo, en las redes sociales y en nuestras casas”, agregó Ban.

Ese “espíritu”, añadió el secretario general de la ONU, es el que conforma la base de sociedades “cohesionadas y comprometidas con la inclusión y el estado de derecho”.

Por su parte, en otro mensaje coincidiendo con la fecha, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, llamó a combatir los mensajes de odio e intolerancia que fomentan la hostilidad entre comunidades y a “no permanecer impasible” ante la violencia.

“Cuando alguien es víctima de abusos y siente miedo, podemos intervenir para ayudarle a salvaguardar sus derechos”, afirmó el alto comisionado en un vídeo publicado con ocasión del Día anual de los Derechos Humanos.

En una época marcada por múltiples conflictos, graves emergencias humanitarias y un aumento del discurso del odio, Zeid considera que las medidas que se adoptan a nivel local pueden generar movimientos de ámbito mundial, por lo que pidió a todos los países un esfuerzo para trabajar en favor de mejores leyes y “más respeto a la dignidad humana”.

El alto comisionado advirtió de que el hecho de mirar hacia otro lado frente al acoso y el ataque a valores como la decencia y la compasión provoca un egoísmo “cada vez mayor”, y amenaza con llevarse algunos de los principios más esenciales que protegen a las sociedades pacíficas.

“Donde haya discriminación y explotación, debemos hacer saber que nos oponemos a ambas y tratar de detenerlas”, añadió.

Para Zeid, eso requiere tomar medidas prácticas que ayuden a evitar el aislamiento, la violencia y la búsqueda de chivos expiatorios, así como a “construir puentes” y suavizar las visiones que dividen al mundo.

Con el lema “Defiende hoy los derechos de los demás”, la ONU llamó a los países a trabajar públicamente para conseguir “un mundo de justicia e igualdad”, y a defender, especialmente, los derechos de los refugiados o migrantes, las personas con discapacidad, el colectivo LGTB, las mujeres y otros grupos en riesgo de discriminación o violencia.

El 10 de diciembre conmemora el día en que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó oficialmente la Declaración Universal de Derechos Humanos en 1948, un estándar común para ser alcanzado por todos los países, en el que los derechos de todo individuo son expresados y definidos en textos legales.

Con motivo de este día, los centros de información de las Naciones Unidas y otras oficinas y misiones de la ONU en todo el mundo organizan diversos eventos y actividades en ciudades como Bruselas, Dakar, Ginebra, Islamabad, Lagos, Nueva Delhi y Río de Janeiro.


Noticias Relacionadas