Cortesía/Metro
Cortesía/Metro

Espectáculos, Farándula por Laura López |MWN,

Hablamos con una de las voces más icónicas del house noventero a propósito de su participación en el Festival Cassette el próximo 24 de agosto.

Esta es la única fecha que tendrá en un país suramericano como parte de su tour, ¿cómo la convencieron de venir a Colombia?

¿Convencerme? Si de mí dependiera iría mucho más seguido, solo tienen que invitarme. Fui una vez hace mucho tiempo, creo que fue en el 85, ya pasó bastante tiempo.

Más de uno espera un show lleno de clásicos, ¿será así? ¿qué tiene preparado?

Bueno, de hecho tengo una canción nueva que salió hace poco, cantaré esa en vivo y pues de todas maneras he tenido muchos otros hits y canciones que han estado en el primer lugar desde los 90 (risas), así que, por supuesto, tocaré los clásicos, pero así mismo quiero mostrarles mi nueva música y trataré de que todo esto quepa en el show.

¿Qué puede contarnos sobre United in Dance, su nuevo sencillo?

Es bastante animada. La hice con un productor llamado R-Naldo. Me emociona mucho, es muy pegajosa y creo que es una canción que le gustará mucho a la gente. Es una canción house mucho más comercial.

En los inicios de su carrera su música fue descrita como dance más que como house, esta última etiqueta parece ser de años más recientes, pero la última palabra es la suya…

No, yo creo que comencé haciendo house pero las personas no sabían qué era en ese momento. Luego cuando lo reconocieron se dieron cuenta de que yo fui una de las pioneras de género. Yo hice house en esa época. Como estaba en la radio, muchos pensaron que era pop, porque estaba sonando bastante. Pero lo cierto es que canciones como Gypsy Woman fue como un puente entre géneros. Creo que eso fue lo que pasó.

¿Qué sensación tiene cuando escucha sus canciones en remixes o samples?

(Risas) Es maravilloso, yo siento que hay canciones que tienen vida propia, están por su cuenta ahí afuera haciendo lo suyo… me gusta pensar que cuando yo ya no esté mi música seguirá sonando. Tendré un hashtag que diga #GypsyWomanLivesAgain (risas). Creo que de hecho Afrojack usó parte de una canción mía recientemente… por mí está bien.

Hablando sobre las nuevas generaciones, es sabido que muchos DJs le comparten sus pistas para que usted decida si quiere colaborar o no con ellos, ¿cómo reconoce cuando una pista es buena?

Creo que tiene que ver con que el instrumental tenga un buen gancho. Generalmente busco eso, pero además me fijo mucho en la línea de bajo (bassline), me fascina encontrarme un bajo bien pesado (risas). Tiene que estar bien estructurado. A veces me mandan solo un minuto de audio, pero así no puedo decidir, necesito verlo en formato canción. Se nota cuando alguien no sabe de música porque solo tienen ciertos compases y cosas así. Eso se siente en la estructura de la canción.

A usted la han llamado “la reina de los ganchos” en la industria, ¿se identifica?

No sabía de ese apodo, pero supongo que se siente bien ser bueno en algo (risas). Creo que se trata de algo que me enseñaron en las discográficas, siempre necesitas un gancho. Pienso que es algo que me sale naturalmente, aunque no lo haga a propósito.

¿Cuál diría que es el secreto para que una canción supere la prueba del tiempo y siga siendo un hit a pesar de los años?

Es una buena pregunta, porque hay temas que ya tienen 27 años. Diría que no tengo la respuesta, pero lo cierto es que tienes que ponerle todo tu empeño y tu corazón a la música. No todo el mundo logra esto con sus canciones, a las cuales llaman Evergreens (perenes), y tengo mucha suerte de que el house haya regresado con más fuerza en la actualidad, y que por eso muchas personas quieran volver a escuchar mi música.

En su familia había mucha influencia del jazz y otros géneros por cuenta de su padre y de su abuela, Ethel Waters, ¿cómo llegó usted a la electrónica?

Empecé con el jazz, pero me moví más por el jazz bailable, y a la larga simplemente estuve en el lugar y el momento correctos. Tenía algo de música grabada y conocí a unos chicos en una conferencia de música, y les gustaron mis letras porque eran diferentes de lo que estaba sucediendo en el house de ese momento. Lo mío eran vocales de jazz sobre un beat, y eso les gustó. Una vez pude entrar a esto no volví a salir.

Y en su caso además usted era una mujer joven en una industria dominada por hombres…

Sí, fue bastante duro. Todos los productores son hombres, entonces tú debes demostrar que eres seria, porque querrán acostarse contigo. Tienes que ser dura, poner una cara muy seria. Mucha gente también es condescendiente y te habla como si fueses una niña pequeña que no sabe lo que está haciendo. Entonces debes ser fuerte, convencerte a ti misma de que saber lo que estás haciendo, repetirte constantemente que sí puedes y saber diferenciar quiénes tienen buenas intenciones y quienes no. A muchas chicas no se les reconoce su trabajo, y eso me enoja bastante. Creo que todavía hay un largo camino.

¿Qué le diría a las chicas que sueñan con ser como usted? 

Les diría que aprendan su oficio antes que nada. Hay formas de aprender a escribir canciones, aprendan y vuélvanse buenas en lo que hacen. Luego está el negocio. El talento puede ser solo el 5% del éxito y el negocio puede ser el restante 95%. Dense cuenta que esto es un negocio, y no se lo tomen personal. Las rechazarán nueve veces de diez, pero nunca diez de diez, resistan y persistan.


Noticias Relacionadas