Eva Logoria posando durante el estreno de Dora. Getty/Metro
Eva Logoria posando durante el estreno de Dora. Getty/Metro

Espectáculos, Farándula por Maria Estevez,

En esta conversación mano a mano con Eva Longoria, un día antes de la matanza del Paso y de que la comunidad Hispana se vea, una vez más, devastada por el odio al inmigrante en Estados Unidos; hablamos, saltando del español al inglés y haciendo un puente entre culturas con una mujer que se ha convertido en símbolo para la comunidad Latina en Estados Unidos.

Longoria estrena “Dora y la ciudad perdida”, filme con una joven hispana como protagonista, un ícono animado que salta a la gran pantalla mostrando los valores hispanos a todo el planeta.

A 2 meses de haberse convertido en madre, interpretó a la mamá del popular dibujo animado que salta al cine con “Dora y la ciudad perdida”

Longoria, que nació en Corpus Christi, Texas, en 1975, en el filme da vida a la madre de la joven aventurera, la primera vez que la actriz da vida a una madre justo 2 meses después de dar a luz a su hijo Óscar. La cinta fue dirigida por James Bobin y se estrena en los Estados Unidos el próximo 9 de agosto con Isabela Moner en el papel de Dora y con Eugenio Derbez, Michael Peña, Danny Trejo y Benicio del Toro acompañando a Eva.

Eres una mujer que inspira a la comunidad hispana, ahora devastada. Has estudiado historia chicana, has pedido el voto latino y todo lo haces con una sonrisa. ¿Cuál es el motor que te impulsa?
– Esa es una buena pregunta, pero no sabría decirte porqué. Ayudar forma parte de mi ADN natural. Ayudar a los demás, apoyar a nuestra comunidad, incitarles a votar; yo dedico mi trabajo y mi voz a causas que necesitan el foco. Sé que viene de mi familia, de mi mamá, de mis hermanas, de mi hermana que tiene necesidades especiales. Yo viví participando en muchos programas en la comunidad de mi barrio, en centros de caridad que ayudaban a gente como mi hermana y siempre mi madre nos animaba a contribuir voluntariamente ayudando. Era una mujer luchadora que trabajó durísimo durante toda su vida. Yo muchas veces pienso que no estoy haciendo lo suficiente para equipararme a ella.

¡Tu carrera, aun siendo madre y mujer de negocios, se mantiene a tope. ¿Por qué has decidido participar en Dora, un filme donde no eres protagonista sino la madre de la protagonista?
–Sí. Este es un proyecto muy importante para nuestra comunidad. Adaptar un icono como Dora para nosotros es sensacional, ella representa los valores de la comunidad latina: la familia, el coraje, la valentía, la educación, la inteligencia. Para mi fue un honor.

¿Qué significó para ti ir a Australia a rodar este filme?
–Me dio miedo. Yo acababa de tener a mi hijo hacía 2 meses y estaba dando el pecho, no dormía, estaba gorda…  me lo pensé, pero hablando con Pepe, mi marido, me dijo que tenía que hacerla porque era un proyecto increíble. Me convenció porque me aseguró que contaba con su apoyo, que él iba a estar ahí conmigo ayudándome. Fuimos y, aunque yo no dormí nada, no me importó porque el horario de Australia, me volvió loca. Afortunadamente, el director y los actores se adaptaron a mi horario y me permitieron tener jornadas libres, más abiertas, dependiendo de mis circunstancias. Ellos entendieron que tenía que dar el pecho y estar con mi hijo.

Eva Longoria abraza a Isabela Moner, quien interpreta a Dora, en la premier de la película en Los Ángeles. Getty/Metro

También eres una gran productora. ¿Qué quieres hacer ahora para que los latinos muevan un poco la aguja?
–Gran Hotel (el remake estadounidense de la popular serie española) es una gran parte de eso, casi todo el elenco latino. Explorando el piso de arriba, el de abajo, donde también el de arriba es latino. Reclutar mujeres detrás de la cámara, contratar a mujeres en el equipo, construir el canal para los latinos y para las mujeres fue muy importante para mí. Y hay 10 proyectos más con ellos que tengo en desarrollo en todas partes, desde Amazon, Apple, Fox, ABC, y todo es cuestión de trabajar para sacarlo a la luz, es mucho trabajo que está en el desarrollo de un negocio.

¿Qué tienes en ti que la gente ve como una inspiración para las mujeres en Estados Unidos que son parte de las minorías? ¿Cómo te conectas con ellos?
– Trato de ser yo. Hago lo que hago para dar ejemplo. Podría hacer discurso tras discurso para decirles a los jóvenes lo que tienen que hacer, pero no se trata de eso, enseño con el ejemplo. No se trata de decirles, se trata de mostrarles y eso es todo lo que necesitas. Es casi suficiente ver algo, para ser algo. Eso es lo mismo con Dora; no pueden ser lo que no pueden ver. Pero cuando pueden verlo se dan cuenta de que es una opción.

Esta película cierra la brecha entre las comunidades latinas, que hablan un español diferente. ¿Qué tan importante es cerrar esa brecha?
– Nuestra comunidad tiene que aparecer, tiene que ir a ver esta película, y tiene que ver la película para tener más películas como esta. El apoyo de la taquilla es la clave, ya que los estudios no van a hacer más películas como esta si no tiene éxito. Necesitamos películas con latinos para latinos. Necesitamos historias de latinos. Sigo predicando a la audiencia latina; por favor vaya a ver esta película, compre un boleto, vaya tres veces en el fin de semana de apertura para que podamos hacer una declaración. Somos importantes, somos poderosos y tenemos poder de compra económico y queremos más películas como esta que nos muestren. Es una cosa tan rara, es tan delicada, porque puede desaparecer fácilmente si nadie la apoya. Si plantamos la semilla de Dora y tiene éxito, los frutos de eso van a durar para siempre o por muchas décadas.

El valor de mover una comunidad que no va a los cines está en ti. ¿Cuánto pones de ti sabiendo que tu nombre está en juego?
– Por eso es que elijo mis proyectos con mucho cuidado. Si no le voy a dar el 110% no lo haré y además, si no me está reflejando entonces no lo haré. Digo no al 90% de los proyectos que se me presentan porque ya he visto lo que me ofrecieron. No quiero interpretar personajes que no entiendo lo que ella hace, latinos o no, hay cosas que la marca representa y quiero ser congruente con lo que hago.


Noticias Relacionadas