Woody y Betty, en la nueva entrega de Toy Story. Distribución/Metro
Woody y Betty, en la nueva entrega de Toy Story. Distribución/Metro

Cine y Tv, Espectáculos por Gregory Wakeman,

Para muchos fue impactante cuando Pixar anunció que lanzaría una cuarta película de “Toy Story”. Resulta ser que no solo los espectadores fueron los que se sorprendieron. Porque, sin el conocimiento de todos sus colegas, Andrew Stanton, quien es considerado como uno de los padrinos de la franquicia, había estado desarrollando una idea para una cuarta película, mientras que la tercera estaba siendo terminada.

“Tenía el germen de la idea que generó todo esto”, dijo el productor Jonas Rivera a Metro. “Lo que ocurre es que aunque el final de ‘Toy Story 3’ fue excelente, no es el final de ‘Toy Story’. Es solo el final del hilo entre Andy y Woody. Pero el hilo concreto de ‘Toy Story’ es acerca de Woody”.

“La idea de Andrew era que había otro capítulo allí que teníamos que contar de Woody, donde responderíamos, ‘¿Qué pasa si un niño diferente lo recibe y no juega con él de la misma manera que lo hizo Andy?’”.

A pesar del hecho de que “Toy Story 3” es “tan querido” en Pixar y tiene “un final tan fuerte”, la pregunta de Stanton, “creó tal movimiento de creatividad” que inmediatamente “encendió la idea de otro capítulo”.

Sin embargo, a Rivera, a su socio productor Mark Nielsen y al director Josh Cooley les llevó mucho tiempo darse cuenta de por qué estaban haciendo “Toy Story 4”.

“No lográbamos llegar a lo que queríamos decir. Eso fue lo más difícil. Eso realmente duró todo el tiempo”, admite Cooley. “Pero seguimos trabajando en ello. Y cada vez que lo veíamos y trabajábamos en las diferentes versiones, evolucionaba y se convertía en otra cosa que no habíamos anticipado”.

El trío nunca se desanimó por completo por estos contratiempos. De hecho, los anticiparon, ya que Pixar es famoso por darle tiempo a su talento creativo para perfeccionar sus historias y películas.

“Estas películas llevan mucho tiempo”, explica Nielsen. “Hemos estado volviendo a hacerlo para que esta historia sea la correcta durante unos 5 años. Eso no es raro en Pixar. Yo diría que entre cuatro y siete años es el tiempo promedio que demoran todas estas películas. Hubo algunos retrasos. Y hubo momentos en que otras películas estaban más avanzadas en el desarrollo de su historia y estaban listas para avanzar, lo que nos permitió un poco más de tiempo para respirar y desarrollar nuestra historia”.

Fue durante este tiempo que la verdadera razón para hacer “Toy Story 4” se presentó al trío. Pero solo después de haber recordado un sabio consejo de otro veterano de Pixar, el director de “Monsters, Inc.”, “Up” y de “Inside Out”, Pete Docter.

“Pete siempre dice que encuentra sus películas en lugar de hacerlas”, dice Rivera. “Hay algo de verdad en eso. Tienes una pepita de una idea que crees que vale la pena. Entonces empiezas a perseguirlo, aprendes de eso y te das cuenta de que no es lo suficientemente profundo, o está mal, o está bien a medias, o lo que sea. Luego lo separas y lo haces una y otra vez y otra vez. Así es como hemos hecho todas nuestras películas”.

“Toy Story” no solo es considerada como una de las mejores trilogías de películas de la historia, sino que “Toy Story 3” se cita repetidamente como la manera perfecta de terminar una franquicia

Pero el peso de resonancia adicional de la franquicia de “Toy Story” significaba que los involucrados estaban “cautelosos” y “protectores” sobre lo que estaban creando. “Es tan querido”, continúa Rivera. “No solo por la audiencia, sino por la gente de Pixar.

Entonces, si algo se sentía mal, nos deteníamos y empezábamos de nuevo y volvíamos a trabajar “.

En última instancia, eso los llevó a la conclusión memorable de “Toy Story 4”, que Rivera admite “ni siquiera estaban seguros de que se nos permitiría hacer”. “Estábamos vacilantes. Sin embargo, al final sabíamos que teníamos que hacerlo. Pero nos tomó un tiempo llegar a ese punto”.

/Cortesía

Lo cual subraya lo tan apreciada que es la franquicia de “Toy Story” por Pixar y el público por igual. Pero, ¿por qué, 24 años después del lanzamiento del original, sigue siendo tan popular y sagrado?

“He estado pensando en la misma pregunta y hay un par de respuestas”, comenta Cooley. “Una parte es que todos deseábamos secretamente que nuestros juguetes estuvieran vivos cuando éramos niños. O pensábamos que podían hablar o deseábamos que lo hicieran. Pero la otra gran cosa es que estos personajes son todos los padres de estos juguetes. Así es como los escribimos”.

“No son solo juguetes totos. Pueden verse así en el exterior, pero en el interior su trabajo es criar a los niños. Y cualquier cosa que amenace eso,provoca emociones reales. Ya sea ansiedad o miedo o ira o lo que sea. Lo único que todos quieren es hacer un buen trabajo y cuidar de las personas. Sé que suena cursi, pero todas estas ideas son genuinamente impulsadas por el amor. La gente responde a eso y simplemente disfruta estar en ese mundo”.


Noticias Relacionadas

En su nuevo filme, el personaje de Daniel Radcliffe pasa en un segundo de un anónimo ciudadano común a una celebridad, poniendo su vida patas arriba...

por AFP