/ Getty Images
/ Getty Images

Espectáculos, Música por Laura López / Metro Internacional,

Además de las baladas románticas a las que tiene acostumbrados a sus seguidores, el cantante puertorriqueño incluye en su nuevo disco, el primero en 5 años, canciones para bailar y el éxito que grabó junto a Daddy Yankee y que sonó en todo el mundo, Despacito. Ahora, Fonsi le apuesta a mezclar esas dos facetas, la urbana y la romántica, para definir su nuevo sonido.

Llevaba 5 años sin lanzar un álbum y ahora sorprendió a sus fans con Vida. Cuéntenos de este disco
Es una radiografía del momento que uno vive durante el proceso de escribir las canciones y de darles vida. Con este disco me tardé unos 4 años y medio en lanzarlo por el simple hecho de que quise cambiar el sonido, cambiar el orden de las cosas. Cada disco se hace diferente y para este trabajé con un nuevo equipo de productores. Lancé mi primer single y casi dos años después de lanzarlo llega este tema llamado Despacito que se vuelve algo muy importante. Ahí lanzo otro single, y bueno, ya adelantándonos al presente, dos años después tengo la oportunidad de compartir el resto del disco, que mezcla lo romántico con lo rítmico, que son las dos caras de la moneda. Sin duda, es un disco muy importante para mí.

¿Por qué titularlo como Vida, siendo esta una palabra con tanto significado?
Porque la música ha sido mi vida desde niño. Así como en la vida hay altas y bajas, hay momentos frágiles y momentos difíciles, también hay momentos hermosos que lo cambian todo y nos llenan de inspiración. Creo que cada canción es eso, un momento. Cada canción es un fragmento de nuestras vidas, y me pareció un título que describía esto de una manera muy importante.

/ Getty Images

Todos los discos tienen una personalidad, ¿cuál es la de Vida?
Es bipolar: hay canciones muy íntimas, muy melódicas, con mucha letra y romanticismo, y también hay otras muy rítmicas y con movimiento, con mucha fiesta. Hay dos caras completamente diferentes en un solo disco. Y así soy yo, ¡no es que sea bipolar, ni que tenga dos caras! (risas), pero soy inquieto, me gusta viajar y navegar a través de estos dos mundos.

¿Cómo converge un hit como Despacito con las demás canciones del álbum?
Yo pienso que al final del día es un disco donde se celebra este lugar donde está el pop hoy en día. Un pop muy influenciado por géneros tropicales, géneros latinos y urbanos. Hay un pop muy honesto y descomplicado.

Así fue como quise producir este disco. Despacito era una colaboración con el artista más importante del género urbano. A nivel de producción es un disco que mezcla esos sonidos latinos: el cuatro puertorriqueño,

Échame la culpa tiene hasta un poco de vallenato, Calypso tiene ritmos del Caribe, Imposible tiene mucha influencia urbana, pero también melodía romántica con Ozuna, Sola tiene un poco de R&B… cuesta definir el disco con una sola palabra porque es muy variado.

Lo vimos en el Venezuela Aid Live, ¿qué lo llevó a unirse a los demás artistas que se presentaron?
La música une, es muy poderosa y lleva mensajes claros. No mensajes políticos, sino mensajes de paz y de unión. Venezuela es un país que me ha dado bastante desde el comienzo, desde el día uno de mi carrera. Me parece importante unirnos para llevar un mensaje claro de paz. Es algo que no debe ser político, sino humanitario. Nosotros tenemos el poder de comunicarnos a través del lenguaje más hermoso del mundo, la música, y creo que tenemos que aprovecharla para unirnos y crear consciencia, para ayudar.

¿Qué viene luego  de este disco?
Estoy concentrado en terminar las grabaciones de La voz, y luego me iré de gira con este disco.


Noticias Relacionadas