/ Getty Images
/ Getty Images

Espectáculos, Farándula por Nueva Mujer,

¿Cuál fue la razón específica por la que Karl Lagerfeld nunca se quitó los lentes de sol? No fue para protegerse de los rayos, tampoco un estilo propio y mucho menos para disimular la nariz. El diseñador alemán, que falleció este 19 de febrero a los 85 años, tiene una historia detrás de las gafas.

Sea cual sea el evento, diurno o nocturno, nunca decidió sacárselos. El creador de la marca Chanel ya había confesado al diario alemán Zeitmann que pasó 51 años luciendo el accesorio.

¿Y cómo empezó todo?

En un acto heroico de sus anteojos, que una noche evitaron que un vaso impactara en el ojo de Karl Lagerfeld. Desde aquel entonces se convirtieron en una especie de medida de seguridad. El momento se remonta a 1967, cuando pasaba la noche con una amiga en un club.

“De repente apareció un hombre con que ella había tenido una relación. Él le quiso derramar una copa por la cabeza y en el movimiento me dio con el vaso en el ojo. Pero por plena casualidad ese día llevaba los lentes puestos, debido a que soy miope”, narró el icónico modista. Su fallecimiento se produjo en el Hospital Americano de París y fue anunciado por la compañía Chanel.

Desde aquel episodio, Karl Lagerfeld entendió que la parte más preciada de su cuerpo son los ojos. “No salgo más de casa sin gafas”, dijo el diseñador durante la entrevista con el diario germano.

Pero hay otro motivo…

Al parecer, no solo es un homenaje al accesorio que alguna vez le salvó la vida, también es una estrategia para dormir. “Como nadie le ve los ojos, aprovecha para hacerlo discretamente en las reuniones de trabajo”, confesó Arnaud Maillard, quien fue su asistente personal durante 15 años.

Y es que ni las fotografías evitaban que Karl Lagerfeld se retirara los lentes.


Noticias Relacionadas

El difunto Karl Lagerfeld era tan conocido por sus gafas de sol y su coleta plateada como por su gata, Choupette, amada y explotada a partes iguales p...

por EFE