/ Getty Images
/ Getty Images

Cine y Tv, Espectáculos por AFP,

La muy personal “Roma”, del cineasta mexicano Alfonso Cuarón, se coronó el domingo como gran ganadora sorpresa de los premios del cine británico, con cuatro galardones incluido el de Mejor Película, aguándole la noche a “La Favorita” pese a sus siete estatuillas.

Contra todo pronóstico, esta cinta hablada en español y un dialecto indígena, que transcurre en el turbulento México de los años 1970, se alzó con los premios a Mejor Película, Mejor Director para Cuarón, Mejor Fotografía y Mejor Película de Habla no Inglesa en una ceremonia celebrada en el Royal Albert Hall de Londres.

“Roma” es un proyecto muy personal de Cuarón. Producida por Netflix y filmada en blanco y negro, sigue la historia de las dos mujeres que marcaron su infancia: la empleada doméstica, de origen indígena, y la señora de la casa, su madre, a la que el marido está por dejar por otro amor.

A través de las dos mujeres -una madre en pleno proceso de separación interpretada por Marina de Tavira y una niñera de origen indígena y embarazada tras sus primeras experiencias sexuales encarnada por Yalitza Aparicio- la película ofrece un profundo retrato de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales de la época en México.

Así, “Roma”, globalmente aclamada desde su lanzamiento, toma velocidad en su carrera hacia los Oscar, que se celebran dentro de dos semanas y en los que figura entre las favoritas con 10 nominaciones.

– Triángulo amoroso y político –

En los últimos minutos de la ceremonia, la película mexicana robó el protagonismo a la comedia histórica “La Favorita”, del cineasta griego Yorgos Lanthimos, que partía como favorita, valga la redundancia, y durante la velada fue acumulando galardones hasta sumar siete.

Su protagonista, la actriz británica Olivia Colman, se alzó con el premio a la Mejor Interpretación Femenina por su espectacular encarnación de una neurótica reina Ana de Inglaterra.

“La Favorita” es una tragicomedia, ambientada en la Inglaterra del siglo XVIII, en la que una confidente y una cortesana se disputan los favores de la reina Ana (1665-1714). Formando un triángulo amoroso teñido de ambiciones políticas, entre las tres mujeres se acaba instalando un juego perverso de influencia y manipulación.

Ambas actrices secundarias, Emma Stone y Rachel Weisz estaban nominadas pero el premio fue a manos de la segunda.

La cinta fue también premiada con el Bafta al Mejor Guión Original y con premios por sus trabajos de vestuario, maquillaje, peinado y diseño artístico.

/ AFP

– Encarnar a Mercury –

En el apartado masculino, el Bafta al Mejor Actor se lo llevó Rami Malek por su impresionante encarnación del personalísimo Freddie Mercury, cantante de Queen, en “Bohemian Rhapsody”.

Este filme sobre el mítico grupo de rock británico ya le había valido a Malek, de 37 años, varios premios, incluyendo un Globo de Oro y un Screen Actors Guild Award, considerados como indicadores de cara a los Óscar, que tendrán lugar el 24 de febrero.

“Cuando empecé a preparar el papel de Freddie Mercury me preguntaba si estaría a la altura. Es una inmensa responsabilidad pero una responsabilidad que tenía que asumir”, declaró el actor estadounidense. “No se trata de imitar a Freddie, sino de entender porqué hacía lo que hacía”.

Pese al éxito de “Bohemian Rhapsody”, la British Academy of Film and Television Arts (BAFTA) decidió suspender la nominación de su director, Bryan Singer, tras unas acusaciones de agresión sexual, algunas de menores, vertidas contra él por cuatro hombres en un artículo de The Atlantic, donde aparecía como un “depredador” que administraba drogas y alcohol a sus víctimas.

Singer, de 53 años, se defendió de las acusaciones, tildando el artículo de “homófobo” y acusándolo de buscar “ensuciar” su reputación y entorpecer el éxito de su película, que también fue reconocida el domingo en el Royal Albert Hall por la calidad del sonido con que reproduce los grandes éxitos de Queen.


Noticias Relacionadas