/ AFP
/ AFP

Espectáculos, Farándula por Metro Internacional,

La vida de Meghan Markle cambió por completo desde que se casó con el príncipe Harry, desde sus viajes, propiedades y la cuenta bancaria que ahora está a su nombre.

Las finanzas de la familia real pueden ser complicadas de entender, ya que muchos detalles de su fortuna se mantienen privados.

El patrimonio neto de la reina Isabel y de la familia es de aproximadamente US$88 mil millones, según Forbes al final de 2017.

Dado que los trabajos de la familia real no son como la persona promedio, ¿cómo ganan todo su dinero? Gran parte de la familia real vive de fideicomisos como Crown Estate, que es propiedad del monarca reinante e incluye propiedades inmobiliarias como el Palacio de Buckingham.

La duquesa de Sussex puede tener la cuenta bancaria más pequeña de su nueva familia real, con un valor neto estimado de US$5 millones.

La mayor parte del patrimonio neto proviene de su carrera como actriz antes de su compromiso de 2017.

Ella recibió US$50 mil por episodio en “Suits”, por lo que su salario anual fue de alrededor de $450 mil, según Fortune.

Meghan obtuvo ingresos adicionales de papeles en películas más pequeñas a lo largo de su carrera como actriz.

Además recibirá tarifas repetidas (“residuos”) por cada vez que la serie se retransmita.

Subsidio real

Meghan tendrá que decirle al recaudador de impuestos de los EE.UU. si recibe algo más de US$100 mil (£ 71,600) de su novio o su familia en forma de un subsidio real para cubrir los gastos.

Propiedad y bienes comunes

Nottingham Cottage, la propiedad en los terrenos del Palacio de Kensington en Londres, donde ella vive con Harry es parte de lo que tiene mientras esté casada con el príncipe pero también tiene derecho a reclamar un porcentaje.

También tiene que dar al contribuyente de los EE.UU. todos los detalles de sus finanzas si ella y su futuro esposo tienen activos conjuntos, cuentas bancarias o fideicomisos extraterritoriales en exceso de US$200 mil (£ 143,100).

Si Harry se llegara a convertir en Rey con Meghan como Reina, el recaudador de impuestos de los Estados Unidos se interesaría por la fortuna de la familia real británica estimada en $500 millones (£ 360 millones) y compuesta de propiedades, arte e inversiones.


Noticias Relacionadas