Espectáculos, Farándula por Nueva Mujer,

La colección Pre-Fall 2019 de Versace, a la que asistió Kim Kardashian, dejó muy impresionado a los presentes. Y es que la ‘socialité’ tomó la decisión de lucir un vestido mini repleto de brilli-brilli. Inmediatamente creó un “flashback” que se remonta al 2002, cuando lo utilizó Paris Hilton.

La empresario combinó el atuendo con stilettos con vinilo transparente. Además, dejó ver su largo cabello y un coletero del mismo diseño. Un conjunto exhuberante que no pasó desaparecido para los ojos de la farándula.

Pero definitivamente el vestido no fue escogido al azar por Kim Kardashian. La modelo londinense, Paris Hilton lució el teroso vintage cuando celebraba sus 21 años. Claro, que por la diferencia de cuerpos, la famosa rubia lo llevó mucho más holgado y con una gargantilla de los 90. Prácticamente podemos decir que es un estilo opuesto al de la ‘influencer’.

El brillante look no solo fue copiado por Kim Kardashian. Fue su propia hermana, Kendall Jenner quien usó el vestido para festejar sus 21. El detalle es que Kendall sí lo hizo en homenaje a Paris Hilton, y así lo dejó saber en redes sociales.

Según lecturas.com, alrededor de los 8.000 euros es el costo del diseño confeccionado en cristales de Swarovski. La pieza pertenece además a la firma francesa LaBourjoisie.

Recientemente, Kim Kardashian volvió a colapsar el Instagram con un desnudo. Pese a haber confesado que a su esposo Kanye West “sí” le molestan sus imágenes subidas de tono, la modelo no titubeó en su nuevo posteo.


Noticias Relacionadas