|Getty
|Getty

Espectáculos, Música por José Barreto /Metro World News,

“Firepower” (2018) es el primer disco producido por Tom Allom desde “Ram It Down” (1988), ¿cómo fue volver al estudio con él?

Toda una aventura. Tratamos de confiar siempre en nosotros como compositores. Muchas veces iniciamos el día con nada y terminamos con temas que ahora son eternos. Eso nos pone muy orgullosos. Lo mismo sucede con “Firepower”. Representa mucho en la historia de la banda.

Si hay una canción que representa el espíritu de Judas Priest en este disco es “No surrender”, ¿Qué simboliza para ti?
En general, esa canción carga un mensaje muy potente para los fanáticos: manténganse firmes con lo que son, crean en sus sueños y sean fuertes con quienes quieran sacarlos del camino. Y si bien tiene un mensaje especial para cada quien, pensé “No surrender” particularmente para quienes padecen de párkinson.

Otra canción que llama mucho la atención es “Evil never dies”, donde hablas de los nazis…
Es algo que parece muy lejano en términos de tiempo, pero mira el mundo en que vivimos ahora. Es un tema más vigente que nunca. Es una canción importante y nosotros como banda siempre haremos este tipo de manifiestos. Pero los fanáticos del heavy metal son inteligentes, no necesitan a una banda que les diga las cosas. Nosotros lo hacemos porque es lo que mejor sabemos hacer.

Eres el artista más famoso que se ha declarado abiertamente gay dentro del mundo del heavy metal, ¿Qué significa ser una inspiración para tantos chicos del mundo?
Todos buscamos en qué creer. En mi caso, he tratado de hacer lo mejor que he podido en este tiempo, porque el mundo del heavy metal puede ser muy duro para algunas personas. No siento que lo duro del planeta haya cambiado mucho, pero hay que seguir en la lucha. No sé si seamos la mejor voz para los chicos, pero somos honestos.


Noticias Relacionadas